tecnología

5 razones para no descargar juegos piratas

Las proyecciones calculan que los ingresos del mercado mundial de los videojuegos crecerá alrededor de un 11% este año, alcanzando casi 209.000 millones de dólares. Al igual que ocurre con las películas, los programas de televisión, la música y otros contenidos digitales, existe un mercado en auge de títulos de juegos que han sido “crackeados” para que cualquiera pueda utilizarlos sin pagar. Desde ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, sostienen que la piratería abunda en todas las plataformas, desde los juegos para PC y dispositivos móviles hasta las consolas, y está claro que descargar y ejecutar una copia pirata puede exponer a los usuarios a múltiples riesgos que van desde multas hasta programas maliciosos.

Los juegos piratas son aquellos que han sido “crackeados” para evadir la gestión de derechos digitales (DRM), una tecnología diseñada para proteger los contenidos con derechos de autor. Al hacerlo, permiten a los usuarios acceder y jugar a los títulos sin pagar a sus desarrolladores o distribuidores. A menudo, los títulos más demandados son objeto de este tratamiento ni bien están disponibles para su compra, aunque hay incluso ejemplos de algunos que consiguen y distribuyen copias gratuitas antes de las fechas de lanzamiento oficiales. Se calcula que los juegos en dispositivos móviles generaron 180.000 millones de dólares en 2021, más de la mitad (52%) del total mundial, por lo que cabe suponer, que los índices de piratería son relativamente altos aquí.

ESET comparte 5 razones para mantenerse lejos de los videojuegos pirateados ya que independientemente de cómo es que se logran crackear, las repercusiones podrían perjudicar a los usuarios:

1. Malware: Los cibercriminales suelen utilizar el nombre de un videojuego popular y el señuelo de contenido gratuito para atraer a usuarios y engañarlos para que descarguen software infectado con malware. Esto puede suceder a través de publicaciones o mensajes directos en las redes sociales, correos electrónicos de phishing o incluso a través del posicionamiento de sus sitios en los motores de búsqueda o mediante archivos torrent. A menudo, el malware es diseñado para eludir los filtros de seguridad tradicionales o puede exigir al usuario que desactive por completo su software antimalware. También suelen pedir excesivos permisos para ejecutarse. El malware también puede estar oculto en mods, es decir, en archivos adicionales necesarios para seguir jugando.

En junio de 2021 se reveló que más de 3 millones de PC habían sido comprometidas por un troyano en un período de dos años. Propagado principalmente a través de juegos y software pirata, el malware robó más de un millón de direcciones de correo electrónico únicas y 26 millones de credenciales de acceso, entre otra información.

Otros tipos de malware comunes que se propagan mediante juegos crackeados incluyen:

·         Malware de criptominería, que consume poder de procesamiento del equipo de la víctima llegando en algunos casos incluso a dañar el dispositivo y hacer que la factura de energía eléctrica aumente en el proceso.

·         Troyanos bancarios diseñados para robar datos financieros y personales.

·         Keyloggers e infostealers diseñados para obtener todo tipo de información personal de las máquinas/dispositivos.

·         Ransomware, que bloquea el acceso a la máquina y exigirá un pago.

·         Botnet, que convierte la máquina/dispositivo en un equipo zombi controlado por los atacantes y la utiliza para realizar otros ataques.

2. Adware: Aunque no es tan peligroso como una infección con malware, el adware puede ser una molestia para los usuarios de PC y móviles. Las constantes ventanas emergentes del navegador inundarán a la víctima con videos y publicidad estática, dificultando cada vez más el uso normal del dispositivo/PC. En 2020, 21 apps de videojuegos fueron eliminadas de Google Play por contener adware intrusivo.

3. El juego no funciona como está previsto: Los juegos pirateados pueden parecer una buena forma de acceder a títulos codiciados de forma gratuita, pero la realidad suele ser distinta. Por ejemplo, puede que el juego nunca funcione correctamente; o que presente errores o fallos que perjudiquen gravemente su rendimiento. También puede pasar que esté incompleto o que deje de funcionar después de un tiempo. En otras situaciones puede haber problemas de compatibilidad. Es decir, si los usuarios intentan añadir software pirateado a su biblioteca de Steam, se identificarán como juegos que no son de Steam y no podrán acceder a la funcionalidad completa de la plataforma.

4. Prohibición en las plataformas de juego: También existe la posibilidad de que el desarrollador oficial del videojuego sea capaz de rastrear el software pirata hasta dispositivos y computadoras específicas, y poner en la lista negra las cuentas vinculadas, ya sea de forma parcial o permanente. Este particularmente es un riesgo en plataformas de consolas de videojuegos como Xbox, donde los proveedores han sido extremadamente proactivos con tales esfuerzos en el pasado.

5. Atención no deseada de las fuerzas del orden: Por último, es importante recordar que el uso de videojuegos pirateados es ilegal. Si es posible rastrear el uso de software crackeado, dependiendo de la jurisdicción en la que vivas esto podría derivar en multas o incluso penas de cárcel.

“La buena noticia es que no es difícil mantenerse alejado de la mayoría de los estos riesgos. La recomendaciones más obvias son evitar sitios de torrent y comprar siempre los videojuegos en las tiendas oficiales. Esto ayudará a reducir considerablemente el riesgo de infectarse con malware o adware, de una mala experiencia como usuario a la hora de jugar, y de posibles problemas legales.”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Los Emojis tienen su día

Las redes sociales y la mensajería instantánea no llegaron solas, con ellas aparecieron los emojis o emoticones, los cuales se han convertido en un lenguaje universal y desde el año 2014 les fue asignado un lugar en el calendario, es por esto por lo que cada 17 de julio se vuelven tendencias las etiquetas #DiaMundialDelEmoji y #WorldEmojiDay como parte de esta celebración del ciberespacio.

Este día fue una iniciativa de Jeremy Burge, fundador del sitio web Emojipedia, un lugar creado exclusivamente para explicarle al mundo el significado visual que tiene cada emoji existente.

Estas “caritas” son tan universales como el español, el mandarín y el inglés. El origen etimológico de emoji proviene de la palabra japonesa “emojies” que se utiliza para designar las imágenes o pictogramas usados para expresar una idea, emoción o sentimiento a través de medios de comunicación digitales. Su pronunciación en español es «emoyi», Se compone de (e), que significa «imagen», y (moji), que quiere decir «letra».

AR Emojis de Samsung

Como un paso adelante en la evolución de los emojis, en 2018 llegaron los AR Emojis como una forma divertida y versátil de personalizar las comunicaciones con amigos, aprovechando las expresiones a través de la tecnología de reconocimiento facial para compartir en todas las plataformas.  A medida que las personas buscan aún más formas de expresar sus distintas personalidades usando sus teléfonos inteligentes, Samsung creó la función AR Emoji en el Galaxy S9 como una nueva herramienta para la comunicación visual. Generados a partir de la imagen de un usuario individual, los My Emojis personalizables y sus calcomanías reflejan e imitan las características faciales y los movimientos de un usuario, creando un avatar 3D personal que es exclusivo para ellos y calcomanías personalizadas que pueden usar en las aplicaciones de mensajería.

Los Emojis más usados

Recientemente fue publicado un listado de los emojis más utilizados a nivel mundial y su significado, a continuación conoce cinco de ellos y sigue expresando tus emociones con estas divertidas figuras.

Carita sonriente con lágrimas de alegría 

Es uno de los más utilizados por todos y esto desde hace varios años. Simboliza alegría por medio de una carcajada hasta llorar. También puede ser interpretado como un ataque de risa ante algún comentario.

Carita sonriente con los ojos de corazón, enamorada 

Este emoji suele ir en conjunto con frases amorosas o que expresan cariño. También puede simbolizar una acción de gratitud hacia otras personas, cosa o lugar.

Carita sonriente: «muy, muy, muy gracioso» 

Este icono se utiliza mucho si algo te ha parecido muy, muy, muy gracioso. A diferencia del emoji de la cara con lágrima de alegría, este es asociado a una frase coloquial de cuando te ríes mucho y te puede pasar un accidente fisiológico.

Carita sonriente de felicidad 

Si lo que quieres es expresar sentimientos de alegría, felicidad o entusiasmo, este símbolo es el adecuado para ello. Se trata de un emoji que ofrece un toque de timidez, además de expresar que algo maravilloso ha ocurrido.

Carita con manos en modo abrazo 

La carita sonriente con par de manitos simboliza un abrazo de gratitud. Se puede utilizar para situaciones en las que quieres demostrar agradecimiento, amabilidad o un simple gesto de cariño.

Otros datos

Emojipedia, portal especializado en el tema, le da el puesto número uno en el ranking al clásico corazón rojo, el cual consideran el más popular de los emojis, que comúnmente es utilizado para expresiones de amor y romance.

Facebook también tiene sus propios números y es que según cifras aportadas por la red social más utilizada en el mundo, existen más de 2 mil 800 emojis, de los cuales 2 mil 300 son posteados todos los días por usuarios de todo el planeta.

Mientras que a través de Facebook Messenger se envían 900 millones de emojis diariamente, a veces sin ir acompañados de un texto y se usan más de 700 millones en las publicaciones. Como dato adicional, el día del año en el que más emojis se envían es el 31 de diciembre.

Samsung presenta el sensor de imagen ISOCELL  con el píxel más pequeño de la industria de 0,56μm

La solución Super QPD habilita un enfoque automático más preciso y rápido en cámaras de smartphones.  Y por si fuera poco, permite tomar videos con calidad cinematográfica y fotos más brillantes y vibrantes incluso en entornos con poca luz, como en interiores o durante la noche

Samsung Electronics, líder mundial en tecnología avanzada de semiconductores, presentó el ISOCELL HP3 de 200MP, el sensor de imagen con los píxeles más pequeños de la industria de 0.56 micrómetros (μm).

“Samsung ha liderado continuamente la tendencia del mercado de sensores de imagen a través de su liderazgo tecnológico en sensores de alta resolución con los píxeles más pequeños”, dijo JoonSeo Yim, Vicepresidente Ejecutivo del Equipo Comercial de Sensores de Samsung Electronics. “Con nuestro último y perfeccionado ISOCELL HP3 de 0,56μm y 200MP, Samsung seguirá adelante para ofrecer resoluciones épicas más allá de los niveles profesionales para los usuarios de cámaras de smartphones”.

Resolución épica más allá de los niveles profesionales

Desde el lanzamiento de su primer sensor de imagen de 108MP en 2019, Samsung ha liderado la tendencia del desarrollo de cámaras de ultra alta resolución de última generación. A través del lanzamiento constante de nuevos sensores de imagen y avances en el rendimiento, la empresa vuelve a evolucionar con el ISOCELL HP3 de 0,56μm y 200MP.

El ISOCELL HP3, con un tamaño de píxel un 12% más pequeño que los 0,64μm de su predecesor, contiene 200 millones de píxeles en un formato óptico de 1/1.4”, que es el diámetro del área que se captura a través de la lente de la cámara. Esto significa que el ISOCELL HP3 puede habilitar una reducción de aproximadamente el 20% en el área de superficie del módulo de la cámara, lo que permite que los fabricantes de smartphones mantengan sus dispositivos premium delgados. 

El ISOCELL HP3 viene con una solución de enfoque automático Super QPD, lo que significa que todos los píxeles del sensor están equipados con capacidades de enfoque automático. Además, Super QPD utiliza una sola lente sobre cuatro píxeles adyacentes para detectar las diferencias de fase tanto en dirección horizontal como vertical. Esto allana el camino para un enfoque automático más preciso y rápido para los usuarios de cámaras de smartphones.

El sensor también permite que los usuarios tomen videos en 8K a 30 cuadros por segundo (fps) o 4K a 120fps, con una pérdida mínima en el campo de visión al tomar videos de 8K. En combinación con la solución Super QPD, los usuarios pueden tomar imágenes cinematográficas con sus dispositivos móviles.

La mejor experiencia con poca luz a través de ‘Tetra2pixel’

El ISOCELL HP3 también brinda una experiencia con poca luz, con la tecnología Tetra2pixel que combina cuatro píxeles en uno para transformar el sensor de 200MP de 0,56μm en un sensor de 50MP de 1.12μm, o un sensor de 12.5MP con píxeles de 2.24μm combinando 16 píxeles en uno. La tecnología habilita que el sensor simule un sensor de píxeles de gran tamaño para tomar fotos más brillantes y vibrantes incluso en entornos con poca luz, como en interiores o durante la noche.

Para maximizar el rango dinámico del sensor de imagen móvil, ISOCELL HP3 adopta un recurso Smart-ISO Pro perfeccionado. La tecnología fusiona la información de la imagen hecha a partir de las dos ganancias de conversión del modo ISO Bajo y Alto para crear imágenes HDR, pero la versión actualizada de la tecnología viene con un modo ISO triple – Bajo, Medio y Alto – que amplía aún más el rango dinámico del sensor. Además, el Smart-ISO Pro perfeccionado habilita el sensor a expresar imágenes en más de 4 trillones de colores (profundidad de color de 14 bits), 64 veces más colores que los 68 mil millones del predecesor (12 bits). Además, al admitir el HDR escalonado junto con Smart-ISO Pro, ISOCELL HP3 puede cambiar entre las dos soluciones según el entorno de grabación para producir imágenes HDR de alta calidad.

Las muestras del Samsung ISOCELL HP3 están actualmente disponibles y la producción en masa está programada para comenzar este año.

Fake news: ¿por qué creemos en ellas?

ESET Latinoamérica, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza cuáles son las razones que hacen difícil la tarea de discernir entre la información real y la falsa, y lo susceptibles que somos a creer en las noticias falsas.

Cada nuevo día se publican una enorme cantidad de noticias y contenidos que compiten por captar la atención de la audiencia. La cantidad interminable de información que está disponible instantáneamente como artículos de noticias, clips de video, fotos u otros medios en sitios web de noticias, redes sociales, televisión, radio y otras fuentes puede, y suele, ser abrumadora. En este sentido, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza los problemas para lidiar con la sobrecarga de información que llega desde el mundo digital y para discernir entre lo que es real y ficción.

Últimamente, gran parte del ciclo de noticias a nivel global se ha centrado en la guerra en Ucrania. Comenzó con imágenes satelitales de movimientos del ejército alertando del riesgo de una posible invasión rusa. Luego, comenzaron a llegar imágenes desde Ucrania a medida que los ciudadanos se dirigían a las redes sociales para publicar videos y fotos de tanques en las calles y misiles que caían del cielo, dejando destrucción a su paso. Desde entonces, se vio la guerra a través de los teléfonos a un nivel de detalle nunca antes visto; por lo que ha sido apodada la “primera guerra TikTok”. Plataformas como TikTok, Twitter e Instagram pasaron de mostrar videos de baile a utilizarse para difundir escenas de guerra y llamados para obtener apoyo humanitario, lo cual atrajo innumerables opiniones y acciones en el proceso. No obstante, ambos lados de la guerra tienen acceso a estas plataformas, lo que derivó en que se convierta en un campo de batalla digital para tratar de influir a millones de personas en todo el mundo.

Según una investigación del MIT publicada en 2018 que analizó las noticias compartidas en Twitter, “la información falsa llega significativamente más lejos, se mueve más rápido, penetra de forma más profundo y su alcance es mayor que la verdad”. Incluso al eliminar los bots y considerar solo las interacciones humanas reales. Los resultados son sorprendentes hasta el punto de que concluyeron que “la información falsa tenía un 70% más de probabilidades de ser retuiteadas que la verdad”.

El problema subyacente puede ser el sesgo cognitivo. Si bien nos permite recordar procesos previamente aprendidos y reconocer situaciones familiares, puede dejarnos susceptibles ante los atajos mentales y puntos ciegos. Una conversación entre dos personas de ambos lados de la guerra en Ucrania es un claro ejemplo: ambas partes creen que están actuando racionalmente y se acusan mutuamente de ser parciales y de no comprender las complejidades de la realidad. A partir de este punto, cada uno estará más abierto a consumir noticias que confirmen su perspectiva – incluso si la noticia es falsa. En línea se presenta una realidad filtrada, construida por un algoritmo que da forma a nuestra circunstancia virtual y nos alimenta con validación, sean cuales sean las ideas que tengamos.

En 2018, cuando Larson escribió sobre difundir información errónea, utilizó un término con el que todos nos familiarizamos recientemente: super-spreaders o supercontagiador, al igual que con los virus. Una imagen que explica cómo los trolls en Internet “causan estragos publicando deliberadamente comentarios polémicos e incendiarios”. Pero mientras algunos son solo personas aburridas usando el manto de invisibilidad de internet, otros se dedican a esto como un trabajo, inflamando la opinión pública y perturbando los procesos sociales y políticos. Dos investigadores de Oxford descubrieron varios ejemplos de cómo tanto el gobierno como las empresas privadas administran “tropas cibernéticas organizadas”. Estos batallones de trolls y bots utilizan las redes sociales para moldear las mentes de las personas y amplificar “voces e ideas marginales al inflar el número de likes, compartidos y retweets”.

¿Cómo gestionar el contenido publicado en las plataformas en línea? Facebook, Twitter, Telegram y YouTube han sido criticados por su forma de actuar ante contenido engañoso, con algunos gobiernos que solicitan más responsabilidad e incluso considerando la posibilidad de impulsar la regulación de estos servicios para la difusión de contenido prohibido o ideas falsas y extremistas. En enero de 2022, los sitios web de verificación de hechos de todo el mundo se dirigieron a YouTube con una carta abierta, alertando a la plataforma de video más grande del mundo de la necesidad de tomar medidas decisivas, principalmente “proporcionando contextos y ofreciendo rectificaciones”, en lugar de solamente eliminar el contenido de video. En la carta también se abordaba la necesidad de “actuar contra los reincidentes” y aplicar esos esfuerzos “en idiomas diferentes del inglés”.

Existen las plataformas de verificación de hechos, investigando y evaluando la calidad de la información incluida en una noticia o en una publicación viral en las redes sociales. Sin embargo, incluso estos recursos tienen sus propias limitaciones. La mayoría de estos sitios web siguen un indicador tipo barómetro que va desde “falso” a “mayormente falso”, “mayormente verdadero” a “verdadero”. Del mismo modo, la validez de esta investigación también puede ser desacreditada por aquellos que no ven sus ideas confirmadas. 

“La solución estaría en campañas educativas y el dialogo. Y, mientras algunos países tienen buenos resultados en alfabetización digital y educación, otros no. La disparidad es grande, pero todos convergen en el mismo espacio virtual compartido donde no todos quieren dialogar, escuchar o comprometerse realmente. No obstante, tenemos un papel que desempeñar cuando se trata de discernir lo real de lo falso, y en el contexto de una guerra, este trabajo individual adquiere una importancia aún mayor.”, comenta André Lameiras, Security Writer de ESET.