Son ejemplo. Ellos inspiran

Traemos a nuestra sección de ejemplos a seguir a los venezolanos que, sin duda, tienen un reconocimiento y con sus diferentes labores, dejan el país en alto. Irene Bosch es parte de estas figuras de Venezuela que nos orgullecen. Es una bióloga egresada de la Universidad Central de Venezuela con dos doctorados de la Universidad de Harvard de biología molecular y de medicina tropical. En el año 2012, desarrolló pruebas rápidas para detectar las enfermedades del dengue, el zika y el chikungunya, creando el test más rápido para detectar el dengue, y el dispositivo para zika y para chikungunya, que permite también la detección temprana de la enfermedad.

En el año 2018, Bosch fundó junto con un grupo de científicos y Lee Gehrke, profesor de la Universidad de Harvard y del Instituto de Tecnología de Massachusetts. E25Bio, una compañía dedicada a hacer exámenes rápidos para detectar enfermedades infecciosas. Para 2020, el grupo creó una prueba rápida de diagnóstico de enfermedades por virus dirigida a ayudar a contener el contagio por el COVID-19:  el Dart Direct Antigen Rapid Test.

Son muchas los venezolanos que nos inspiran motivan y son un ejemplo para seguir cada día para todos nosotros. Por ello, hoy traemos a nuestra sección a la escritora, productora y directora de cine sueco-venezolana Solveig Hoogesteijn. Comenzó su carrera realizando documentales y películas para televisión y su ópera prima fue “El mar del tiempo perdido” basada en un cuento de Gabriel García Márquez y con ello ganó varios premios internacionales, entre ellos un premio en el Festival de Cine de la Habana. 

Además, realizó la película “Macu, la mujer policía” (1987), la cual se convirtió en la película más taquillera del cine venezolano de la época con 1.180.817 espectadores, y en el año 2005 realizó su película “Maroa”, coproducida en España y Venezuela y formó parte de la Selección Oficial de Venezuela para la 79° edición de los Premios de la Academia a la Mejor Película en Lengua Extranjera. También en 1999 empezó a gestar el Trasnocho Cultural, un espacio inaugurado en 2001 del cual fue su directora general durante dos décadas y que se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes de la ciudad de Caracas. 

Cada semana compartimos con ustedes figuras venezolanas que son ejemplo a seguir y que nos inspiran y motivan con sus acciones. Hoy traemos a nuestra sección al artista, comunicador visual y social, y docente venezolano, Víctor Hugo Irazábal. Estudió arte en la Universidad Central de Venezuela y el Pratt Institute de Nueva York, y desde 1967 ha mostrado su propuesta en exposiciones individuales y colectivas. Además, ha participado en diversos eventos importantes, tales como:  Edición de la V Bienal de la Habana. Ludwig Fórum International Kunst. Aechen, Alemania (1994). Premio Small Works, 80 Washington Square, East Galleries, New York, USA (1984).

A lo largo de 25 años Víctor Hugo Irazábal ha generado un encuentro vivencial y creativo con el entorno del Amazonas asumiendo una pluralidad de lecturas de carácter transversal sobre ese ecosistema.  Irazábal emprende la investigación plástica del Amazona como proyecto de vida. Al final de los 80 comienza sus investigaciones sobre ese ecosistema siguiendo la ruta que trazara Alexander von Humboldt a través del río Orinoco. Ese encuentro va a ser determinante en su desarrollo creativo acerca de esa imponente región siguiendo las enseñanzas del maestro Torres García. 

Hoy traemos a nuestra sección a un venezolano que, sin duda, es un ejemplo a seguir y que con todos sus aportes nos orgullece como país. Nos referimos a Charles Brewer-Carías, naturalista, fotógrafo y explorador. Charles Brewer-Carías es uno de los especialistas más reconocidos en búsqueda y salvamento en la selva. Durante muchos años indiscutiblemente fue líder de los más competentes equipos de salvamento en Venezuela, y probablemente, de toda la Amazonía. Brewer-Carías ha dirigido 200 expediciones a las montañas de la Guayana-Venezuela, interesado especialmente en el estudio de la fauna y flora de los tepúyeses. 

Sus incursiones suelen ser multidisciplinarias, y sus publicaciones cubren los campos de la ciencia botánica, zoología, entomología, geología, geografía y antropología.  Entre otras cosas, Charles ha pasado mucho tiempo con los yekuana en la cuenca del Orinoco, por lo que habla fluidamente las lenguas yekuana y yanomami. Además, ha trabajado como espeleólogo y explorador de las cuevas del Cerro Autana, la simas del Sarisariñama-Tepuy y la Cueva Ojos de Cristal en el monte Roraima, así como también descubridor del sistema de cuevas Muchimuk. Cabe mencionar, que en 1981 recibió las condecoraciones de Land Army Cross y la Orden del Libertador por sus expediciones en el territorio Esequibo.  Gracias a su trabajo con Brian Broom y los Yanomami, se convirtió en investigador honorario asociado del Jardín Botánico de Nueva York, así como también del Jardín Botánico del Orinoco en Ciudad Bolívar. Brewer-Carías ha descubierto más de 20 especies de flora y fauna en las selvas de América del Sur, el género taxonómico Brewcaria y la rana Colostethus breweri fueron nombradas en honor a su descubrimiento. Adicionalmente, el sistema de Cuevas Charles-Brewer en el tepuy de Chimantá lleva su nombre.

Músico, compositor y director de orquesta. Gustavo Dudamel, nacó en Barquisimeto Estado Lara, Venezuela, el 26 de enero de 1981. Sus estudios de música popular se iniciaron bajo la tutela de su padre y a los cuatro años comenzó a estudiar violín en el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. Los estudios de dirección orquestal los comenzó en el 1995 en Caracas, primero con Rodolfo Saglimbeni y luego con José Antonio Abreu. En el año 2000 lo nombraron director de música de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y de la Orquesta Sinfónica Nacional de la Juventud de Venezuela.  Gustavo Dudamel se ha convertido en un ejemplo a seguir por su reconocida y fructífera trayectoria. En su carrera son múltiples los títulos, reconocimientos y premios que ha recibido, entre los que podemos resaltar: en el año 2012 ganó el Premio Grammy americano por la dirección de la Sinfonía n°4 de Johannes Brahms, interpretada por la filarmónica de Los Ángeles, convirtiéndose en el primer latinoamericano en ganar en su categoría a dirección; en 2019 recibió su estrella en el paseo de la fama de Hollywood siendo el único director de orquestas hispano en lograrlo hasta la fecha; y en 2022 ganó su cuarto Grammy esta vez como “Mejor Interpretación Coral”.

Sonia Sgambatti, abogada y política venezolana se ha destacado en importantes labores que son merecedoras de admiración y reconocimiento. Sonia Sgambatti se graduó como abogada en la Universidad Central de Venezuela y tiene un Doctorado en ciencias penales. Sgambatti se ha desempeñado como senadora, magistrada de la Corte Suprema de Justicia, viceministra de Justicia y ministra encargada, además de miembro de la Comisión Femenina Asesora de la Presidencia de Venezuela para el presidente Carlos Andrés Pérez durante su primer periodo. Uno de sus más destacados logros fue conseguir, por solicitud suya mientras era defensora pública, que la Corte Suprema de Justicia anulara el artículo 423 del Código Penal venezolano en 1980, el cual justificaba el uxoricidio y servía de atenuante en caso del homicidio de la cónyuge por adulterio.  Reconocida escritora, poeta e investigadora. Su lucha por la defensa de los derechos de la mujer, ha sido su gran compromiso de vida. 

Hoy traemos a nuestra sección dedicada a los ejemplos a seguir de Venezuela, al escritor, ensayista, crítico y educador José Balza. Esta reconocida figura venezolana, publicó su primer libro en 1965 a sus 26 años y recibió el Premio Nacional de Literatura en 1991. Ha publicado libros sobre teoría literaria, sobre artes plásticas, cine, música y televisión. Sus relatos han sido traducidos al italiano, francés, inglés, alemán y hebreo, además ha dictado distintos cursos, conferencias y seminarios en universidades tales como: La Universidad Autónoma de México, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Salamanca, la Universidad de Viena, la Sorbonne de París, la Universidad de New York. También, fue profesor de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Católica Andrés Bello. Entre sus novelas podemos mencionar: Marzo anterior (1965), Largo (1968), Setecientas palmeras plantadas en el mismo lugar (1974), Percusión (1982), Media noche en video:1/5 (1988),Después Caracas (1995) y Un Hombre de Aceite (2008).