productos y marcas

Feliz cumpleaños número 110

Una fiesta mañanera donde reinaron los dulces y una gran torta de varios pisos sirvió para festejar esta fecha

Mayte Navarro

La celebración de los 110 años de las galletas Oreo tuvo lugar en la quinta La Esmeralda, por esta razón la empresa invitó a una mañana donde se dieron cita gente vinculada con el mundo gastronómico. Lo primero que llamó la atención fue el decorado ya que a través de numerosas fotos se narraba la historia de esta golosina,  que algunos han calificado como la más famosa ya que es conocida en todo el mundo.

El encargado de introducir a los presentes en ese mundo dulce y redondo fue Toto Aguerrevere, quien recordó algunos de los sucesos ocurridos hace 110 años, entre los cuales están el hundimiento del Titanic.

También fue una buena oportunidad para conocer los diversos sabores de esta galleta que es se considera uno de los elemento de la cultura pop. En este encuentro matutino se mostró el compromiso de Mondelez Venezuela, empresa especializad en la elaboración de diversos tipos de galletas, con el país.

Cuando llegó el momento del brindis que se hizo de una manera inocente, pero no por ello exento de picardía. Esta vez las copas se llenaron de leche y se acompañaron con varias galletas Oreo de chocolate para que cada quien cumpliera con el ritual con el que suelen comérselas.

Los invitados pudieron disfrutar de su nuevo sabor, el de Piña colada, también conocieron los empaques especiales creados para esta Navidad que rinden homenaje a Venezuela al reproducir diversos paísajes locales y para quienes les encanta jugar al amigo secreto existe un estuche de regalo de edición limitada.

Margarita Aldrey, gerente de Mercadeo de Mondelēz Venezuela aprovechó la oportunidad para destacar que este encuentro representó el cierre de esta icónica fecha, además recordó que son varias las recetas que estas galletas han inspirado y ejemplo de ello fue la torta de cumpleaños que preparada por María Alejandra Pérez y Mecha Chapellín quienes son las artífices de Las tortas de Nana, un gran pastel de varios pisos con rellenos diferentes y cuya decoración estaba inspirada en los diversos empaques y tipos de galletas. A estos se unieron otros emprendedores del mundo de la dulcería nacional.