orientación emocional

¿Y Ahora Qué?

Leonor Andrade Castillo

Estoy sentada aquí escribiendo a las 11:30 de la noche, después de pasar 6 horas de tormenta y de estar 7 horas sin servicio eléctrico.  La verdad pensaba que a esta hora estaría dormida, pero la interrupción del servicio eléctrico a las 3 de la tarde cambió todos mis planes.   

Si algo vivimos los venezolanos es la incertidumbre: ¿Vendrá el señor del gas?   ¿Vendrá el de la cisterna?  ¿Pasará el aseo?  ¿Conseguiré el remedio que estoy buscando? ¿Habrá gasolina? ¿Dónde? ¿Tendré luz?  Y cuando se va la luz… ¿Repondrán el servicio eléctrico? ¿Cuándo? Estas son sólo unas cuantas situaciones cotidianas, sin caer en profundidades ni complejidades como una enfermedad.

La incertidumbre se ha convertido en la protagonista principal en nuestra vida. Sentimos que vivimos pendiendo de un hilo, caminando en la cuerda floja sin tener idea de si podremos dar el siguiente paso, e incluso de si habrá una cuerda.  Esto emocionalmente nos genera una sensación de incertidumbre.  

¿A qué nos referimos cuando hablamos de incertidumbre emocional?

La incertidumbre emocional es una sensación de falta de control acerca de lo que ocurrirá en el futuro.  Esta falta de control, a su vez, nos produce miedo, y éste nos causa ansiedad.  Nuestra mente está imaginando un panorama negativo de lo que pueda ocurrir en el futuro, por ejemplo, que no llegue la luz y no tengamos a quien recurrir para llevar la comida que tenemos en la nevera y se dañe la comida, o que cuando llegue la electricidad por las subidas y bajadas de la luz la nevera no encienda. Son pensamientos catastróficos, ante los cuales nos podemos sentir sin recursos para resolver las situaciones imaginadas, y esto nos produce ansiedad.  Nuestro cuerpo físico, sentado en ese momento en la oscuridad, se comienza a preparar para la catástrofe que la mente se está imaginando y se desata una serie de reacciones como que se nos acelera el corazón y nuestra respiración, no nos podemos concentrar, se nos tensan los músculos y luego sentimos cansancio…

¿Cómo podemos vivir la incertidumbre cuando ésta es la protagonista principal en nuestra vida?

  • El primer paso es calmarnos.  Centra tu atención en tu cuerpo. Observa tus sensaciones corporales: tu respiración tal cual es, los puntos de tensión en las distintas partes de tu cuerpo, el ritmo de tu corazón… 
  • Inhala y exhala lentamente y de manera consciente.  Esto hará que el ritmo acelerado de tu corazón disminuya.  Si sientes tensión en alguna parte de tu cuerpo, cuando inhales, envía ese aire a esa parte de tu cuerpo y al exhalar imagina que toda esa tensión se va con ese aire.
  • Escribe los pensamientos catastróficos que se imagina tu mente y ante cada uno al lado identifica y escribe otra posibilidad más amable.
  • Recuerda cómo afrontaste de manera exitosa otras situaciones similares en el pasado.  Esto te conectará con esa parte tuya que cuenta con recursos para resolver.
  • Enfócate en lo que sí puedes hacer en este momento. Pregúntate: ¿Qué acciones concretas puedo hacer yo para resolver?  Identifica algunas acciones inmediatas que puedas tomar, aunque sean pequeñas.  Esto te dará una sensación de seguridad y de control sobre la situación y a medida que vayas tomando estos pequeños pasos podrás ver con más claridad el panorama e resolviendo paso a paso. 

Cuando centras tu atención en lo que sí puedes hacer de manera inmediata, sientes que tu margen de maniobra es mucho mayor, cambia tu percepción, disminuye tu sensación de incertidumbre y puedes hacer los ajustes que necesites hacer en tus planes a corto plazo. Aunque no todo lo puedes controlar, cuentas con los recursos para manejar las situaciones que se te presenten y de no ser así esta es una oportunidad para descubrir nuevos recursos.   Como bien lo expresa Erich Fromm: “La incertidumbre es la condición que impulsa al Hombre a revelar sus poderes.”

Todo proceso requiere tiempo y en ocasiones la ayuda profesional psicoterapéutica. Si necesitas apoyo puedes contactarme por WhatsApp +58 4146387298 o por mail a leonorandrade29@gmail.com