orientación emocional

Apoyar a un Amigo con Cáncer

Leonor Andrade Castillo

Hace pocos días me enteré que un amigo de muchos años tiene cáncer.  Recibir la noticia de que un amigo tiene cáncer es una información difícil de procesar, y si es en Venezuela, es aún más duro porque de inmediato pensamos en las situaciones adicionales que se suman a la enfermedad, tales como la dificultad económica para afrontar los gastos médicos, la escasez de los tratamientos, el deterioro de los servicios sanitarios, la ausencia de muchos amigos y familiares que han migrado.  Además, está el shock emocional de sentir que nuestro amigo tiene un problema de salud, y el miedo que nos da el sólo pensar que pueda fallecer.  

A medida que escribo, me doy cuenta de que aún siento escalofríos en todo el cuerpo, siento un tarugo en el pecho y en la garganta y muchos deseos de llorar.  Tengo una mezcla de emociones: por una parte, me siento triste y me pregunto ¿por qué a él? y me vienen muchas imágenes de momentos que hemos compartido y se me pone el corazón chiquitico. Por otra parte, mi parte activa me dice que es necesario ser positiva y activarme para contribuir con la recolección de fondos que lo apoyen para afrontar todos los gastos y apoyar enviando energía de sanación y oraciones que contribuyan con su recuperación.   Con ese ánimo de apoyo activo, comparto contigo algunas ideas sobre cómo puedes apoyar si tienes un amigo con cáncer.

Identifica lo que estás sintiendo y exprésalo. Esto te va ayudar a manejar tus emociones y así poder estar disponible para tu amigo.  No hay recetas que te pueda dar sobre cómo manejar la situación.  Esto depende de cómo sea la relación con tu amigo, de cuáles sean tus fortalezas de carácter, de cuál sea tu disponibilidad de recursos tanto económicos como de apoyo de otro tipo, de cómo sea tu forma de ser y a de tu amigo, de lo que tu amigo vaya expresando que necesita en cada momento del proceso.  

Mantente conectado con tu corazón y escúchalo.  Eso te va a permitir identificar lo que en cada momento puedes hacer para apoyar.  A veces, el sólo hecho de estar disponible para escuchar a tu amigo es una ayuda invaluable. Los “pequeños gestos” son más valiosos de lo que te puedas imaginar.  

No te preocupes por lo que no puedes hacer. No te juzgues. Céntrate en lo que sí puedes aportar. Por ejemplo, si en este momento no tienes la posibilidad de apoyar económicamente, está bien.  Puedes encontrar otras formas de ser de ayuda y de ser solidario, que serán igualmente valoradas.  Hay muchas formas de apoyar.  

Ofrece tu ayuda. A veces a las personas les cuesta pedir ayuda, por lo que será altamente valorado que ofrezcas tu apoyo con actividades concretas.  Por ejemplo, si tienes vehículo y tu amigo necesita en algún momento que lo lleven a recibir tratamiento, puedes hacerlo (tomando todas las precauciones biosanitarias ya que la personas con cáncer son especialmente vulnerables a contagiarse con Covid-19).  Si necesita apoyo con el cuidado de algún familiar (hijos pequeños o de pronto algún adulto mayor) y tienes la disponibilidad de tiempo, puedes ofrecer cuidarlos en espacios de tiempo que puedas disponer para ello.  Puedes apoyar paseando a su mascota si la tiene, o poniéndole la comida en algún momento que tu amigo no sienta las fuerzas para ello. Puedes mantenerte en contacto regular con tu amigo, escucharlo y conversar incluso sobre temas que no tengan que ver con la enfermedad. En un momento dado puede ser de gran ayuda conversar de otros temas para despejar la mente y mantenerse positivo.   Si no lo ves de manera regular puedes llamarlo telefónicamente o enviarle un WhatsApp o puedes hacerlo mediante videollamada.  Si en algún momento tu amigo no responde o no está disponible, está bien. Hazle saber que estás disponible para él.  

Sé compasivo con tu amigo, ponte en su lugar y luego toma alguna acción que contribuya de alguna manera a su bienestar. Y algo muy importante: trátalo, en lo posible, de la misma manera en que lo has hecho siempre.

El amor y la amistad marcan una diferencia en el proceso de sanación. Cada amigo aporta su granito de arena, y cada granito cuenta.

Espero que estas sugerencias prácticas te faciliten de alguna manera apoyar a tu amigo. Todo proceso requiere tiempo y en ocasiones la ayuda profesional psicoterapéutica. Si necesitas apoyo puedes contactarme por WhatsApp +58 4146387298 o por mail a leonorandrade29@gmail.com