la sazón de la historia

ETNIA Y GASTRONOMÍA EN USA, CAPÍTULO 4. PUERTO RICO EN NUEVA YORK

Josu Iza

Cuando Benny Blanco del Bronx, apuñala a Carlito Brigante en un andén de la Grand Central Terminal, frustra violentamente la voluntad de redención que Carlito buscó cuando regresó al Barrio – East Harlem – en la obra maestra de Brian de Palma, Carlito´s Way. Y con él regresa también el actor que lo representa en la película, Al Pacino, que casualmente nació en una zona del Barrio que está poblada por italianos. El primero en la ficción salió de allá para cumplir una pena de cárcel por narcotráfico y el segundo en la vida real, para continuar con su carrera de actor. Un apunte a la cinta, es la riqueza de matices lingüísticos que nos ofrece porque en diferentes secuencias podemos escuchar inglés de NY, spanglish y español nuyorican – como le dicen a los de a isla que han nacido en NY, a diferencia de los boricuas originales -, reflejo genuino del habla de los actuales portorriqueños que habitan en la capital del mundo. 

Puerto Rico, es una posesión de los USA desde 1898 y sus habitantes tienen la ciudadanía americana,  pero fue un territorio de ultramar de la Corona española desde la llegada de Colón en 1493. Y esos cuatro siglos dieron lugar al florecimiento de una cultura hispanoamericana, cuyos rasgos más resaltantes son  la lengua y el catolicismo, además de la huella que han dejado la construcción de edificios, puentes, fuertes, faros, carreteras y puertos que facilitaron la comunicación con la Península Ibérica por medio de los convoyes de las Flotas de Indias que unían Cádiz y San Juan. Hace tres meses tuve la fortuna de recorrer Puerto Rico durante un par de semanas y puedo dar fe de esta herencia, tanto en la capital de la isla – que mantiene muy bien conservado el Viejo San Juan con su fortaleza del Morro – como en el resto de su territorio; sus playas y montañas, la mezcla multicultural taíno-hispano-africana y el toque anglosajón hacen que Borinquen haga honor a su apelativo turístico: la Isla del Encanto.  

«A cada lechón le llega su Nochebuena y luego lo ponen en la varita DICHO DE PUERTO RICO

Los Taínos eran los habitantes originales de la isla hasta la llegada de los españoles, a los que consideraban erróneamente dioses por su piel blanca, aunque las investigaciones modernas descartan esta creencia y lo atribuyen más bien a que en ese momento no había buenos traductores peninsulares capaces de profundizar en la lengua de los aborígenes; estos comprobaron que los dioses no lo eran tanto cuando se rebelaron contra Diego Salcedo por su trato cruel y lo ahogaron en un río, acto que se llevó a cabo para verificar su condición de dios. Cuando Fray Bartolomé de las Casas convence a los Reyes Católicos de que eliminaran el sistema feudal de la Encomienda – que mantenía a los indios como siervos – los comerciantes comenzaron a traer esclavos africanos, que fueron establecidos en la zona oriental de la isla,  viviendo bajo esta condición hasta que en 1868 el movimiento conocido como Grito de Lares, se sublevó contra la Corona y consiguió varias reformas políticas entre ellas la Carta Autonómica que concedía un amplio autogobierno. Con la Guerra de 1898 Puerto Rico así como Cuba y Filipinas, antiguas posesiones coloniales españolas, cambian de manos a favor de los Estados Unidos tras la firma del Tratado de París en 1899.  Más tarde, con las diferentes leyes promulgadas por la administración USA, el país se convirtió en Estado Libre Asociado –  status que comparte la mayoría de la población actualmente – aunque el sentimiento y la expresión de una parte de la población de ser un estado libre independiente no desapareció ni tampoco el deseo de una reunificación con España, que manifiesta alguno de esos movimientos minoritarios de liberación de Puerto Rico.

La mayoría de los PR (Puertorriqueños) son descendientes de españoles y franceses corsos, taínos y africanos y representan el 10% de la población latina en USA, unos cinco millones, de los cuales la mayoría viven en NY y tenían desde hace más de cien años el inglés como su idioma oficial y el español como el oficioso, hasta que fue declarado oficial también – paradojas de la vida burocrática – apenas en 1993.  A partir de pertenecer a la Unión, la intervención política y económica creó condiciones para la emigración mediante la concentración de la riqueza en manos de las corporaciones americanas y el desplazamiento de los trabajadores. Los patronos reclutaron a los PR como una fuente de trabajo de bajo costo laboral para sus plantas en USA y otras partes del mundo, pero debido a que los sueldos eran más altos que los que ganaban en la isla, entre 1950 y 1989 emigraron en masa especialmente al Bronx y Spanish Harlem – el Barrio – donde a través de redes sociales que giraban en torno a familiares y amigos se establecieron los que iban llegando, de tal manera que fueron consolidando su presencia en la zona. Un área que hacia 1880 – gracias a la construcción de la línea elevada del metro – fue poblada por alemanes, irlandeses e italianos…..tantos italianos del sur y Sicilia que fue conocida como el Italian Harlem. Sólo a finales de la primera guerra mundial comenzaron a instalarse los PR invadiendo el espacio de los italianos que fueron desplazándose lentamente hacia otros lugares de la ciudad como Brooklyn o el Bronx. Un antropólogo estudioso de la comunidad puertorriqueña, opina que esta ha sido víctima de la pobreza a base de la marginalización social, debido a la transformación de NY en una ciudad a nivel global. Continúa siendo la más pobre entre todos los grupos de emigrantes de las ciudades americanas ya que muchos de ellos viven bajo el nivel federal de pobreza y la lucha para encontrar trabajo legítimo y viviendas asequibles sigue siendo relativamente baja. 

Pero nada de esto ha impedido que los PR sean un grupo étnico  con una gran importancia en el mundo social y cultural: Nuyorriqueño – o Nuyorican – es una composición lingüística que se refiere a los miembros y a todas sus manifestaciones de la emigración de los PR a NY, una de las cuales es el Día del Orgullo Boricua, un desfile en el Día nacional de Puerto Rico que se celebra el segundo domingo de junio en honor de los isleños que viven en USA. La Quinta Avenida es el escenario de ese desfile lleno de color Nuyorican, de los que están orgullosos de sus raíces y quieren mostrar cómo la fuerza de su cultura influye en la ciudad y viceversa; influencia que resumen en un dicho que los PR tienen y usan con asiduidad “Yo soy boricua pa´que tú lo sepas”;  porque sin duda seguirán siendo una colonia pero su estimación y amor propio, así como su identidad las mantienen muy en alto. Una muestra de ello es El Nuyorican Poets Café, fundado en 1973 en Alphabet City Manhattan en un apartamento que luego se mudó para el Sunshine Irish Pub,  constituyendo un formidable bastión del Movimiento de Arte que se ha convertido en un foro imprescindible para la poesía, la música, el hip hop y las artes visuales. En otra disciplina como lo es el musical, cómo olvidar West Side Story con música de Leonard Bernstein, basado libremente en Romeo y Julieta y donde se explora la rivalidad entre dos bandas de diferentes etnias: europeos y puertorriqueños; su producción original es de 1957 pero lo que le catapultó a la fama mundial fue cuando Robert Wise lo llevó a la gran pantalla con Natalie Wood como protagonista, imponiéndose en diez categorías del Oscar, incluyendo mejor película. 

Además del cine y la música donde la comunidad de PR ha sido representada – y es importante resaltar cómo los USA cuidan de dar relevancia a todos grupos de emigrantes – quien no conoce? , el mundo entero les conoce, a Jennifer López, Marc Anthony, Benicio del Toro, John Leguizamo – Benny Blanco del Bronx – Raul Julia………….incluso Joaquín Phoenix que nació en Borinquen. Pero otros personajes que nacieron en el Barrio, a pesar de no ser Nuyoricans, como el rapero Tupac  Shakur o el mismo Pacino también amaron su barrio y la cultura que les rodeó desde que nacieron y de la que bebieron como otro PR más. Aunque la gran proyección del mundo latino de NY – donde explotó la Salsa – fue La Fannia All Star: originaria de la ciudad, fue fundada en 1968 y estuvo integrada por los artistas más conocidos……Tito Puente, Ray Barreto, Eddy Palmieri, Willie Colón, Héctor Lavoe, Johny Pacheco, Ismael Miranda, Cheo Feliciano, Celia Cruz, Rubén Blades, Ismael Rivera……y todos hemos gozado con su música, así como hemos disfrutado con la gastronomía de la isla. En ese viaje que mencioné anteriormente me llevaron al pie del Bosque del Yunque, a un lugar que “Hace cocina con raíces” pero situado en la modernidad  llamado Bacoa, donde pude apreciar lo que es la cocina PR con el concepto de la finca a la mesa: de su menú – del que recuerdo el Pollo asado a la brasa con Salsa verde, el hummus de remolacha,  la calabaza asada con maní, los bacalaítos fritos y el Flan de coco, además de la belleza del entorno – voy a resaltar la Calabaza Asada y como estrella que he probado en diferentes versiones,  uno de los platos nacionales: el Mofongo de Puerto Rico, esta vez de mariscos.

               RECETA DE  CALABAZA ASADA CON MANÍ

               INGREDIENTES       Calabaza amarilla 1kg. Sal y pimienta. Aceite de coco 50 cc. PARA LA SALSA DE MANÍ: Maní en grano salado 100 gr. Limón 1. Ajo 2 dientes. Mantequilla de maní 2 Cu. Salsa picante 1 Cu. Menta 1 ramo. Poner el horno a precalentar a 350 F. En una bandeja colocar la calabaza en una pieza con concha y en el cuenco que forma, poner sal y pimienta y aceite de coco. Meter y hornear hasta que esté tierna y dorada. La salsa se hace poniendo todos los ingredientes en una licuadora y se reserva para acompañar. Y un puñado de maníes enteros asados en el sartén y hojas de menta para servir la calabaza para adornar y aportar textura crujiente. 

               RECETA DE  MOFONGO DE LANGOSTINOS

               INGREDIENTES: PARA DOS PERSONAS. 4 plátanos verdes macho grandes. Langostinos Jumbo 12. Ajo 1 diente. Perejil 1 ramo. Cebolla 50 gr.  Pimentón rojo 50 gr.  Vino blanco seco 1 vaso. Mantequilla 50 gr. Aceite de oliva-. Caldo de conchas de langostinos. Aceitunas verdes 100 gr. Chicharrón de cochino 200 gr. Sal y pimienta. Picante. Cortar los plátanos en trocitos y freír en aceite a fuego alto hasta que doren. Aplastar y mezclar con el chicharrón, el ajo, sal y pimienta. Por otro lado en un sartén salteamos langostinos con ajo, cebolla, pimentón y langostinos, vino blanco a evaporar y caldo de langostinos. Luego en un envase hondo hacemos una base con el plátano ya procesado y en ese cuenco ponemos los langostinos y adornamos con perejil. Una buena cerveza fría o dos para acompañar el plato y resistir el picante.