innovar y emprender

¿TODAS LAS PERSONAS SON POTENCIALMENTE EMPRENDEDORAS?

Han sido décadas de estudios las que han marcado con el tiempo los cambios en cuanto a los atributos y habilidades que debe contar una persona para entrar dentro del grupo bastante heterogéneo de emprendedores. Para 1990 se hablaba de que dichos atributos estaban relacionados con el desempeño del emprendimiento. Esto nos plantea la interrogante de qué es primero el emprendimiento o el emprendedor. Sin importar en tipo de entorno, se nos puede presentar una oportunidad y no tomarla en cuenta. Ni siquiera pensar en ella.

Un emprendedor siempre esta alerta de las alarmas que suenan frente a una oportunidad y las convierte en blanco y negro. La analiza, no deja de pensar en ella, hace cálculos, estudia las fortalezas y las debilidades. Trabaja en la parte financiera, piensa en posibles alianzas, estudia el mercado, estudio al consumidor. Asume de inmediato una actitud proactiva, gestiona el control de daños y empieza a materializar las ideas. En este momento estamos frente a un emprendedor. Lo importante es accionar, gestionar, impulsar los recursos para cumplir los objetivos y alcanzar la meta. Un emprendedor consulta, pregunta, investiga, no le da miedo preguntar. Va al grano de forma inmediata, no se queda durante meses madurando la idea, esta consiente que las oportunidades pasan. Se prepara, esta en constante formación y capacitación para fortalecer sus debilidades. No pierde tiempo en cientos de talleres sin ir tras su idea y hacerla realidad. Se enfoca y ejecuta.

Deja un comentario