finanzas para todos


REFLEXIONES PARA EMPRENDEDORES

Muy en boga el tema de los emprendimientos. En otras entregas, hemos conversado que frecuentemente se confunde el término, con un “negocio fortuito que decido comenzar para resolver la situación actual”. 

Emprender va mucho más allá. 

Hoy nos permitimos presentar algunas reflexiones, dadas las características particulares que estamos viviendo en el planeta y te invitamos a considerarlas, bien sea porque estás pensando comenzar un emprendimiento o porque estás materializando uno.

El emprendimiento pasa por distintas fases y actividades. Haremos mención a algunas que consideramos vitales. 

1.-Lectura del entorno nacional y mundial. 

Valorar y conocer la información que brindan nuestros expertos economistas. Sus estimaciones, proyecciones y cifras, nos sirven para trazar las mejores estrategias a nivel personal y de negocios. Ejemplo de ello son las proyecciones del dólar, dadas esta semana por renombrados economistas venezolanos, como Leonardo Buniak y Asdrúbal Oliveros, sus aportes contribuyen significativamente a visualizar el panorama. El primero de ellos, señaló que es probable que para finales de año el dólar, puede llegar a cifras mayores de 19.000.000 de bolívares, el segundo, estima que el incremento de los precios en dólares puede estar en este año entre un 12 y 15%. Cifras realmente crudas, pero que te permiten imaginar, un poco lo que puede venir y actuar con las previsiones del caso. 

Con referencia al entorno mundial, ya sabemos que las economías están relacionadas, que el nuevo contexto del mundo post covid trae cambios acelerados a nivel global. Dichos cambios, ameritan  en ocasiones modificaciones y adaptaciones en nuestras decisiones. La interconexión, para bien o para mal, es una variable que antes no estaba presente en nuestras vidas, pero ahora es una realidad. 

Cada día el rol del emprendedor es más dinámico, por ello cada día debe actuar con más resiliencia, empoderamiento, preparado para los ajustes en la toma de decisiones. Si cuentas con información relevante actuaras de la mejor manera posible.

2.-Planificación

En los emprendimientos, esta herramienta, independiente de los objetivos, metas, presupuestos, en determinado momento y circunstancias,  los transformes o mudes,  es indispensable para el manejo del negocio. Ya que te permite, analizar las posibles vías o caminos a transitar. Contribuye a medir los pasos necesarios para poder avanzar, al tener información de ese entorno y de la realidad. 

3.- Autoaprendizaje y capacitación. 

En la medida que estamos al tanto de la situación, buscamos las mejores vías y mecanismos para capacitarnos. Al contar con mayor información en la actividad que desarrollamos, mejor debería funcionar nuestro proyecto. (Los medios virtuales están aportando información de valor, –hay que saberla seleccionar–, evalúa cual se adapta a tus exigencias y requerimientos). 

4.- Autoevaluación: 

¿Qué tal factible es tu emprendimiento, con la merma de servicios en tu entorno? Requieres de luz, internet, agua. ¿Cuentas con estos servicios?

¿Puedes conseguir la materia prima para realizar tu servicio?

¿La asesoría que prestas tiene mercado?

¿Qué valor agregado le das a tu cliente, para que sea consecuente?

¿Cuál es el precio adecuado para tus productos? ¿Cuál es el equilibrio entre el precio justo y el precio atractivo para tu cliente?

¿Cuánto tiempo necesitas para que tu negocio comience a ser rentable? Rentable es mayor a 0, al inicio y después que cubre tus necesidades.

¿Estas utilizando las vías idóneas para que tus clientes conozcan tu producto o tus servicios? La publicidad y mercadeo debes buscarlo a tu medida. No se trata de montar un instagram y “comprar”” seguidores. Se trata de fidelidad a tu marca personal. 

En conclusión:

Los dueños de negocios, tienen que generar sistemas que permitan adaptarse rápidamente ya que “lo único permanente es el cambio”.

Por ello: 

Identifica si el negocio funciona o no. Toma medidas al respecto.

Analiza tus costos y resultados.

Ten claridad de la situación y toma las decisiones más convenientes para ti y tu negocio. 

Controla las finanzas de tu negocio. La calidad, el precio, tu rentabilidad. 

El asunto es que no decaigas, por el contrario que estés preparado para la toma de decisiones acertadas. 

Exitos