finanzas para todos

SEGURIDAD DIGITAL

Alice Carolina Ortiz/@emofinanzas

En finanzas para todos, procuramos abordar diferentes temas que envuelven nuestra cotidianidad. Cada día con más frecuencia, y en nuestro caso aún más por la falta de dinero en efectivo, se realizan compras y transacciones bancarias en línea, ahora es más importante que nunca tener una seguridad adecuada en Internet y otros sistemas bancarios, como puntos de venta y eventualmente cajeros. Proteger la información puede ser tan sencillo como revisar constantemente tus cuentas bancarias y reportar cualquier actividad sospechosa.

Las contraseñas representan una barrera fundamental para evitar la entrada de intrusos en nuestras cuentas. Es lo que nos protege de la posibilidad que cualquiera pueda entrar en nuestros dispositivos y poner en riesgo la seguridad y privacidad. Sin embargo, en ocasiones podemos ser víctimas de ataques diversos que pueden robar nuestras claves. 

Hoy mencionaremos una serie de consejos referido a la selección de la clave y de la contraseña, así como del manejo de nuestras cuentas a través del internet y los mecanismos que utilizan los ciber-ladrones.

En fin, en esta época de revolución tecnológica a pasos agigantados, cuidar nuestros datos resulta prioritario.

Frecuentemente escuchamos: “Me clonaron la tarjeta”. Para aquellos que viven fuera del país les parece increíble, cómo cualquier venezolano vocifera en cualquier lugar de compras, tanto la cédula como la clave. 

Por ello hoy nos dedicaremos a ratificar las sugerencias mundiales para crear una clave. A continuación alguna de ellas:

Originalidad. Evite usar información personal. Número de cédula, su cumpleaños, entre otras. No utilice números continuos. La clave más usada en el mundo es 1234.

Creatividad: Evite utilizar la misma clave para todas sus cuentas.

Fácil de recordar: Elija una serie de palabras que solo usted pueda saber. Ejemplo: Nombre de algún amigo de la infancia, combinado con el año escolar. 

Los bancos americanos recomiendan, utilizar claves largas (cuando no sea la del cajero o tarjeta de débito). La complejidad de la clave puede contribuir a que un “ladrón cibernético”, no la descubra fácilmente. 

No importa que tan fuerte sea su contraseña todavía puede ser hackeada, cuando le agrega dos caracteres tipo símbolos, se complica aún más descubrirla. 

Todo aquello que contribuya a proteger nuestro dinero, lo consideramos beneficioso. Veamos que recomiendan los expertos: 

No brinde información a Bancos, sin confirmar quien la está solicitando.

No anote sus cuentas ni sus claves en su teléfono celular

Use contraseñas fuertes.

No acepte software gratis o correos electrónicos de desconocidos. 

Sea cauteloso con sus redes sociales. Puede ser que alguien utilice esa información para robar su identidad y más. 

Tenga cuidado cuando compre en línea.

Piense bien antes de descargar una aplicación (APPS). Revise la política de privacidad y entender a qué tipo de información personal puede acceder. Lo mejor es comprar o descargar Apps de tiendas autorizadas.

Todas son recomendaciones simples, pero vitales para proteger nuestra identidad y nuestras cuentas. 

Finalizamos haciendo referencia a las modalidades de robos de identidad y de cuentas, que tienen los piratas informáticos:

Vulnerabilidad de las plataformas, podría suceder que los piratas logren ingresar en alguna plataformas donde este el usuario y quedan expuestas en la red.

Ataque Keylogger: registra las pulsaciones de las teclas y así roba tus datos. 

Claves genéricas: Tiene que ver con claves que usualmente se utilizan. Los piratas insisten en claves comunes hasta que logran acceder. Por ello la importancia de las claves.

En fin, no se amargue pero dedíquele un rato a sus claves. Anótelas y resguárdelas.

 Exitos.