finanzas para todos

Como prepararse financieramente

emofinanzaslibro@gmail.com

Agradecida por los comentarios iniciales. Esperamos brindar información de Valor.

Para sortear la situación mundial, es necesario adquirir una conducta resiliente, esencial en el “Mundo VICA”  (Volátil, Incierto, Cambiante y Ambiguo), en que vivimos.

En Venezuela, la situación se presenta más apremiante, además de la pandemia COVID-19, se agregan nuestros problemas internos,  por la fuerte contracción de la renta petrolera, la hiperinflación, el incremento del déficit fiscal, las restricciones de liquidez monetaria, las sanciones, el grave deterioro de los servicios públicos esenciales, más el tema de la escasez de gasolina.

En nuestra primera entrega hicimos una serie de preguntas que pretendemos ir contestando, a manera de reflexión.  Como siempre en la vida, hay que ser respetuoso con los distintos puntos de vista.

Las primeras tres preguntas realizadas, en el artículo del lunes de la semana pasada, para tu análisis fueron:

  Si me quedo sin empleo. ¿Cuánto tiempo tengo para mantenerme con un nivel similar al que tengo? ¿Un día, un mes, seis meses, un año?

 ¿Llevo algún control mensual de mis gastos?

 ¿Tengo otra fuente de ingresos en caso de faltarme mi trabajo? ¿Cómo la genero?

Estas preguntas a una gran mayoría de personas, las aterran y prefieren evadirlas, incluso, ni pensarlas.  Es importante acotar, que cuando comienzas el estudio de finanzas personales y familiares, comienzan a percibir, dado el nivel de conciencia,  eventos positivos  que contribuyen significativamente en tu camino a la organización, al cumplimiento de metas, sueños, al progreso financiero. No es una tarea fácil y menos en nuestro país, pero tampoco imposible.  Requiere  de un paso a paso. (Como las dietas o el aprendizaje de un nuevo idioma).

A nadie le agrada pensar la posibilidad de tener que enfrentarse a una emergencia, si ya prácticamente vivimos en ella.  La vida es tan impredecible, que a veces, el destino o el azar, con un simple giro, resuelve por sí mismo las situaciones adversas que se nos presentan.

Sin embargo, consideramos que estar preparado financieramente puede ayudar a que una sorpresa desagradable sea más fácil de sobrellevar, si tomamos algunas previsiones.

En materia de finanzas personales, siempre se recomienda llevar un presupuesto.

            Pero, con esta hiperinflación, plantear un presupuesto de “librito”, resulta absurdo y fuera de contexto.

            Consideramos muy oportuno, si te parece útil, seguir algunas sugerencias y recomendaciones, para lograr generar un Fondo de Emergencia, que te permita enfrentar cualquier situación de urgencia, (desde  la reparación de una nevera, la compra de una medicina de precio elevado o cualquier eventualidad). 

            Nuestra finalidad es que al darte cuenta comiences a guardar un poquito día a día e ir elevando ese monto hasta cubrir 6 meses.  ¡Si no empiezas, nunca llegas!

            Cómo hacerlo? Este mes, intenta llevar una relación de todo lo que gastos en que incurriste.  Puedes hacerlo con lápiz y papel o una tabla Excel, anotar en el celular.  (hay aplicaciones, si tienes teléfono inteligente). Llévalo a divisas.

            La sugerencia va en esta vía, clasifica cada gasto en uno de estos cuatro cuatros conceptos:

 GASTOS FIJOS: Aquellos que obligatoriamente tienes que cumplir mes a mes. Ejemplo: vivienda, alimentación, servicios, transporte, entre otros.

GASTOS VARIABLES NECESARIOS: Aquellos que no ocurren todos los meses, pero que se requieren cubrir. Ejemplos: Médicos, Odontólogos,  inscripciones de colegios.

GASTOS OCASIONALES: Aquellos que ocurren en determinada época del año y que puedes panificar con antelación. Sabes el mes que debes honrarlos o cubrirlos. Por ende puedes ir planificando el gasto. Ejemplo: cumpleaños de un hijo o pareja, , seguros, ciertas actividades en época de navidad.

 GASTOS VARIABLES PRESCINDIBLES: Aquellos que te agradan pero que puedes perfectamente quitar de la lista. Ejemplo: cualquier gusto o antojo.

No estamos sugiriendo privarte de lo que te agrade, solo que revises. Sin lugar a dudas, todos necesitamos de actividades (ahora en casa) que nos generen bienestar, que nos hagan sentir lo mejor posible, para así mantener un  buen estado anímico, a pesar de las circunstancias, tantas veces adversas (luz, agua, internet, etc).

            Nadie más que tú puede rellenar las tablas de tu presupuesto. Tal vez lo que para mí sea una prioridad para ti sea un gasto superfluo, entonces cada quien debe hacer su propia evaluación. Puede ser que algunos gastos, en ese primer ajuste presupuestario que hagas debas eliminarlos por algunos meses, para saldar deudas. Ahora bien, si te es prioritario, te hace feliz, te gusta mucho, cámbialo para otro el cuadro de Gastos Variables Necesarios. Tus gustos y preferencias son propios

            En nuestra próxima entrega profundizaremos sobre la importancia de los Fondos de Emergencia.

«No puedes controlar todas las situaciones de tu vida, pero si puedes controlar todas las actitudes  hacia esas situaciones». Zig Ziglar

Te invitamos a seguirnos por @emofinanzas y a realizar los test que están en la Bio.


Las Finanzas personales y familiares.

Las finanzas personales, es el término que se refiere a la actividad individual o de un grupo familiar para presupuestar, ahorra, gastar, invertir, sus recursos.

Es una gestión que requiere pasos sistemáticos y mucho órden.

Pasión País, me brinda la oportunidad de compartir,  reflexionar,  contar historias relacionadas con este tema, apasionante para algunos, aprensivo para otros.

En nuestras entregas, nuestro aporte estará dirigido a exponer contenidos que estimamos relevantes, como: los pro y los contra de los emprendimientos, los fondos de emergencias, el impacto anímico y económico que significa la pérdida intempestiva de empleo o un divorcio; mujeres solas con niños a cargo, fallecimientos inesperados,  jubilación, desorden en documentos vitales, decisiones de migraciones sin planificación; grandes discusiones entre hermanos (antes y después del fallecimiento de sus padres); problema entre socios; documentos perdidos o extraviados, y muchos otros.

La economía venezolana en los últimos años ha  sido muy dura, complicada, por decir lo menos, llevamos 35 meses de hiperinflación,  se le suman los tiempos de COVID-19, en este mundo tan cambiante, desconocemos como serán las futuras cartas con que nos tocará jugar.  ¿Y entonces qué hacemos?  ¿Sumergirnos en la peor de las emociones y esperar que alguien nos resuelva nuestro futuro financiero pasivamente?.  ¿Vivir en la constante queja y lástima?. Todo los que decidimos quedarnos en este bello país con la esperanza que las cosas cambien 180 grados, apostamos a la reconstrucción, y con conocimiento pleno, que será un país con una economía más reducida, pero que juntos lograremos enrumbarlo y mejorarlo. Estamos más que conscientes que la mayoría no tiene para “echarle a la olla” y alimentar a sus hijos, pagar educación, ni medicina. ¿Qué hacemos? ¿Migramos todos los que quedamos, post pandemia.?  

 Está claro, que la inmensa mayoría vive en una supervivencia diaria.

Nuestro aporte en PASION PAIS está direccionado a brindar  algunas herramientas, que esperamos contribuyan a lograr tu progreso financiero, que pasa por tu Bienestar Integral.

Por ello, te invitamos a hacerte responsable. A realizar tu propia revisión de tu situación personal, laboral y/o profesional desde varios ángulos, el emocional,  financiero y legal.  Procurar un real diagnóstico y determinar individualmente o en familia cómo enfrentar esta situación económica, siendo realista.

No es un tema fácil, pero necesario. En la medida que lo pones en “blanco y negro”  comienzas a tener  cierto orden, verás que se te hace más cómodo.

En esta primera entrega, te haremos unas preguntas, para tu análisis, y así comenzar de inmediato a buscar alternativas y soluciones.

–  Si me quedo sin empleo. ¿Cuánto tiempo tengo para mantenerme con un nivel similar al que tengo? ¿Un día, un mes, seis meses, un año?

–  ¿Llevo algún control mensual de mis gastos?

–  ¿Tengo otra fuente de ingresos en caso de faltarme mi trabajo? ¿Cómo la genero?

– ¿Qué me gustaría hacer?

–  ¿Estoy cuidando mi salud, para protegerme de gastos mayores? ¿Hago ejercicios, actividad física? ¿Me alimento  y duermo bien?

–  ¿Estoy planificando mi jubilación, mis años dorados?

–  Voy a asociarme. ¿Conozco a mi socio? ¿Conozco su perfil? ¿Qué fortalezas tiene él/ella y cuáles tengo yo?

–  ¿Me agrada cómo mi pareja maneja las finanzas? ¿Estamos de acuerdo en objetivos, metas, aspiraciones, sueños?

A lo largo de mi trayectoria profesional, he podido constatar, de primera mano, como muchas veces, problemas que parecieran complejos se resuelven con atención, comunicación y objetivos claros.

Comencé a dictar charlas en empresas donde se recopiló una data, a través de encuestas, de las percepciones de venezolanos, de distintos estratos, desde la clase trabajadora hasta cargos gerenciales, sobre los temas relacionados con el dinero, cómo manejan las finanzas y las creencias recurrentes, la manera de dilapidarlo o de  invertirlo. Paralelamente al  trabajo cotidiano de abogado, realizaba un Diplomado de Psicología Positiva que me involucró con un mundo apasionante, científico, conduciéndome por los caminos del estudio de la conducta humana y de los procesos mentales, durante momentos y situaciones determinadas.

Culminé en el mes de agosto de este año, un libro llamado EMOFINANZAS, donde se entremezclan estos dos conceptos. @emofinanzas.

Confiamos que en la medida que te prepares y no te envuelvas en la desesperanza y en el pesimismo, sino que activamente busques y te aferres a todas las herramientas existentes para que salgas adelante, encentrarás un mejor camino para vivir en nuestro país.

Mi invitación es a crear tu propio plan de acción,  en este mundo apasionante de las finanzas personales.

Concluyo con esta frase de Victor Frankl

Cuando la situación es buena, disfrútala. Cuando la situación es mala, transfórmala. Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate.