Icono del sitio Pasión País

crónicas urbanas

Anuncios

LD Hoteles teje una red

Inés Muñoz Aguirre

Con el Ávila de fondo y un cielo azul que admiramos en estos tiempos de fuertes lluvia entramos en un salón repleto de periodistas y de caras conocidas. Inversionistas y gente del turismo se daban cita en un mismo lugar para responden a la convocatoria de LD Hoteles.

el equipo

En la atmosfera se respiraba ese aire que denota la presencia de la adrenalina que suele saltar casi efervescente ante la expectativa, las interrogantes y las buenas nuevas. 

Una sucesión de pendones nos recordaba que la presencia de los Hoteles LD en Margarita ya forman un lazo indisoluble con nuestra amada isla y que en tiempos mejores o peores según las circunstancias han sido sinónimo de buen servicio y de empleo. 

Leo Aldana se paró en el centro del escenario para identificarse como parte de la familia de LD Hoteles y se encendieron las luces rojas de grabación en todas las cámaras de los colegas presentes. Todos centrados en que de un momento a otro comenzaría a hablar Luis D’Amico el artífice de esta cadena hotelera.

Demostrando sus dotes de líder comenzó su historia en la que recordó, por si alguien no lo sabía, la historia de sus inicios en la hotelería, la conformación de la cadena para que sus hoteles tuvieran una identidad indiscutible desde el 2015, momento que define un trabajo de crecimiento, estandarización y evolución. 

¿Y cómo definir la evolución? Justamente hacia esa sensación de intimidad que se ha apoderado de la forma de comunicar, de relacionarse con el entorno, de la búsqueda de calidad. Productos especiales en los que la gente consume experiencias. LD Palm Beach, LD Plus, LD Suites Punta Playa, H20 y Aria Pampatar se han convertido en un ejemplo de ello. Una suma de los sueños del grupo que invita a sus visitantes a que también vivan sus sueños.

Luis D’ Amico se levantó de la banqueta en la que consiguió apoyo para iniciar su exposición. Los aplausos de los presentes marcaron la transición para sacarnos de nuestras fronteras al contarnos que esta marca venezolana conformada por las iniciales de su nombre, ahora también es internacional.  Málaga se señala como la ciudad privilegiada sobre la cual se tendieron los hilos que darían continuidad a las ideas que han sido exitosas en nuestro país, como la cercanía del mar. Una propiedad histórica con una fachada de trescientos años que hace homenaje a la orden religiosa Cister y a las ocho monjas que vivieron allí y que ahora son recordadas al colocarle sus nombres a las habitaciones de este hotel boutique que ha iniciado sus operaciones sosteniendo un 80% de la ocupación.

Y por si fuera poco D’ Amico anunció los planes que incluyen la inauguración de seis hoteles desde esta fecha hasta el año 2023: El primer objetivo será El Gran Roque, en el que ofrecerán el servicio de un hotel boutique de ocho habitaciones. 

Se afianzarán en su zona de origen: la isla de Margarita, en donde abrirán otro de sus hoteles en el casco histórico de Pampatar. Las costas del litoral central también se vestirán con las redes que tejen LD Hoteles: Abrirán operaciones en La Sabana y en el casco histórico de La Guaira. Finalmente el gran objetivo será el hotel boutique Pachamama en Galipan. 

Los aplausos resonaron, como respuesta al entusiasmo. Luis D’ Amico pone toda su pasión en lo que hace. Confía en que hay que soñar y luego trabajar para hacer de esos sueños una realidad. La constancia, el profesionalismo. La fe y creer en Venezuela, conforman su abanico de ideas, con el cual ha entusiasmado a su esposa, a sus hijos, a sus aliados, a los inversionistas y a todo ese público que una vez que atraviesan las puertas de LD Hoteles se convierten en parte de una gran familia. 

Un camino a la imaginación

Inés Muñoz Aguirre

Del centro comercial Santa Paula a la derecha, recorres un tramo de la Circunvalación del sol, para encontrarte a mano izquierda con una edificación que tiene como estandarte unas letras en líneas azules y grises: MFM lectura.

Los que no entienden la lectura como un mundo por el que te puedes desplazar dando saltos de una casa a otra ( porque cada libro es la casa de una historia y de unos personajes, o la casa del conocimiento y la enseñanza) no pueden imaginar que en ese espacio rodeado de grama y con un largo pasillo de entrada se encontrará con la más variada colección de libros. 

Una biblioteca resultada de las donaciones que recibe pero que a su vez se convierte en el mayor de los regalos, porque los visitantes podrán leer allí en un bello y cómodo espacio o podrán llevarse a su casa, el libro de su preferencia. 

Este espacio creado por Mariana Flores Melo no solo es un regalo para esta urbanización, es el centro de acción de una propuesta que ya tiene años estimulando la donación de libros para hacerlos llegar a las personas necesitadas de ellos, independientemente de su condición económica, social o intelectual. 

Recordemos que de un momento a otro se pusieron de moda los clubs de lecturas. La necesidad de reunirse y de compartir inquietudes similares movilizó a muchas personas, especialmente a grupos de mujeres a sostener un libro en sus manos y comprometerse a la discusión de su contenido.

Que el libro sea el inspirador, independientemente de los procesos que se utilicen porque hay de todo (Desde la frivolidad hasta lo intelectual) es de por si una victoria frente a una sociedad global dominada por la imagen, la inmediatez y el silencio que provoca el aislamiento de las personas frente a una pantalla.

Mariana Flores Melo, se reunía en su club de lectura como lo han hecho tantas otras, con encuentros temáticos que incluían vestuarios y menú. Allí estaba el germen para lo que hoy se ha convertido en un escudo frente a la ignorancia, el desconocimiento o la falta de imaginación. Mariana obtuvo el entusiasmo de su grupo, y ellas la acompañaron el día de la inauguración demostrando como se tejen conexiones entre los sueños y la realidad. Entre el pasado y el futuro, o entre una línea y otra para contar una historia hilvanada de buenos propósitos. 

La inquietud de Mariana llegó a tal punto que antes de contar con este maravilloso espacio comenzaron la realización de charlas en los colegios públicos de la ciudad con el objetivo de estimular la lectura. De esta forma se logra establecer una red multiplicadora. En esas redes queda el libro como protagonista de la historia principal, la de la lucha contra la desmotivación, la ignorancia o la falta de conocimiento. Los libros son el mejor camino para la construcción de una sociedad con aspiraciones de crecimiento y desarrollo. 

Si usted tiene libros que ya ha leído, dónelos. Si usted tiene ganas de leer y no tiene un buen libro a mano, solicítelo en MFM Lectura. 

Hagamos de este espacio un centro de encuentro en el cual además de las presentaciones, actividades y talleres que Mariana sueña con realizar juguemos a enseñar tanto a niños como a adultos la magia que se desata al abrir un libro, porque tal como expresara Jorge Luis Borges:  “De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”.

Qué hay detrás del nombre La Ponderosa?

Inés Muñoz Aguirre

La urbanización Las Mercedes en Caracas, tiene una de las calles más llamativas de la ciudad porque está flanqueada por dos bellos leones en piedra, que te hacen pensar que ingresas a la calle de un castillo o de un espacio escondido en el medio de la ciudad. Lo cierto es que es una calle que se dibuja en la montaña y te conecta con Valle Arriba.

Tan pronto pasas las columnas a mano derecha conseguirán un portón que da acceso a una bella casa construida en los años 50, amplios ventanales, desniveles, grandes escaleras, espacios llenos de luz, pisos blancos. Una casa que nos cuenta la historia de una época de esplendor. Allí ha encontrado su sede el hogar La Ponderosa. 

A la pregunta de por qué  ese nombre, María Edith Anselmi quien dirige esta propuesta de cuidados para personas con deficiencias neurocongnitivas nos cuenta que ese es un nombre que repetía sin cesar el doctor Alfonso Anselmi, cada vez que salía a atender su consulta porque significa la gran ayuda. 

Colocar este nombre a la institución que brinda la mejor opción a personas mayores recordará la memoria de este tachirense, quien fue uno de nuestros grandes investigadores en el área de la cardiología, trajo la escuela electrocardiográfica mexicana a Venezuela, implementó la idea de la cardiología experimental, fue uno de los fundadores de la fundación de la Sociedad Venezolana de Cardiología, jefe de servicio de cardiología del Hospital Universitario, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela y como hay un dicho que reza que “hijo de gato caza ratón”, su hija María Edith Anselmi, quien es abogado, terminó seducida por la motivación de su padre por el servicio público.

María Edith, se emociona, respira profundo y no hay duda de que traga lágrimas para expresar todo lo que siente al dirigir La Ponderosa. Ella está convencida que  el apoyo y el interés por la salud y la certeza de que Venezuela solo requiere de manos trabajadoras que tejan redes en todos los sectores para salir adelante, es lo que hace falta en el país. 

Lo cierto es que de tanto interesarse por la salud y las enfermedades  neurocognitivas, la abogada convertida en gestora de la salud encontró guía e inspiración para sus inquietudes en otro reconocido médico como lo es el doctor Aquiles Salas quien lleva más de 15 años frente a la dirección de la Escuela de Medicina Luis Razetti de la Universidad Central de Venezuela y es además una referencia internacional en investigaciones sobre el envejecimiento. 

Aquellas conversaciones e inquietudes compartidas no podían quedarse en la teoría y decidieron llevar a la práctica el sueño de quien se preocupa por el acompañamiento que merece todo ser humano al llegar a la tercera edad. Así nace esta propuesta que hospeda y atiende a las personas que necesitan de un apoyo a tiempo completo, pero que también recibe a quienes pasan el día y después son buscados por su familiar para regresar a sus casas.

Mientras María Edith nos contaba la historia que la conduce a llenar sus días con el deseo de conseguir los resultados necesarios, para lograr implementar de forma adecuada el reconocimiento, progreso, alegría y compañía, al fondo se escuchaban unos cantos, voces que repetían un estribillo. Ya habíamos visto a los huespedes de la casa en torno a una bella mesa de comedor, servida elegantemente en un amplio espacio lleno de luz.  

Esta propuesta que además reúne a un excelente grupo de profesionales que estuvo allí, frente a los microfonos y las cámaras que recogían la historia, es tratada con la minuciosidad que requiere construir un tesoro.  Cada uno de ellos habló del área en la que se desempeñan, contaron sus experiencias y los avances de la medicina, la psicología, la alimentación, el entrenamiento corporal y la compañía necesaria para cambiar la vida de los adultos mayores.

En ese espacio de La Ponderosa,  reside una vida que nos pertenece a todos los que creemos no solo en dar respuesta a nuestras necesidades personales, si no a los que confiamos en construir una mejor sociedad.  Una vida que traza las líneas de quienes han dado todo a su familia y al país y quienes por su condición de edad y de salud, merecen el reconocimiento y el mejor de los tratos. 

Desde la reja que bordea el jardín, entre los árboles, supones al fondo la presencia de nuestro Cerro El Avila, con la misma firmeza con que los huespedes de este lugar han recorrido su vida. 

El reto es la educación y el cliente del futuro. 

Inés Muñoz Aguirre

Caía una lluvia torrencial sobre Caracas y atrapadas en plena autopista, rodeadas de gandolas que no se movían ni permitían ver lo que ocurría adelante, observábamos la invitación de DB GROUP que teníamos en nuestras manos. Lugar al que ansiábamos llegar aun sin saber que un tramo de la Francisco Fajardo había cedido ante el torrencial aguacero. 

Quizá si la invitación hubiera sido de otra empresa, habríamos desistido, pero como se trataba de este grupo liderado por Freddy Da Rocha, no podíamos dar vuelta atrás, porque su compromiso con lo que hace lo entusiasma a uno a acompañarlo en sus propuestas.

Cuando después de superar la descomunal tranca, llegamos en minutos al Wave Tech Hub en La Trinidad, nos encontramos con un increíble grupo de jóvenes que también habían superado todos los inconvenientes para llegar allí y escuchar a quien se ha ido erigiendo como guía en un sector poco amigable para el común de las personas como lo son los herrajes, pero para todos los presentes  el encuentro significaba obtener información de primera que les abre el camino en un campo tan importante como la construcción de mobiliario porque ellos son arquitectos. 

En medio del espacio blanco, brillante y aséptico que te remite por su estructura a un centro hospitalario, una gran pantalla esperaba al público que se acomodó ansioso en las sillas y las gradas para escuchar la presentación.

DB GROUP nos reunió allí para presentarnos su modernizada página web, cuya base fundamental se apoya en la historia de una propuesta que entendió la necesidad de asumir que el círculo de producción que conformaba sus clientes potenciales, iba más allá del carpintero, el industrial, el arquitecto, el diseñador y el interiorista. Todos los que necesitaban conocer mucho más el mundo del herraje para integrarlos a sus proyectos. 

No hay duda de que la educación y el conocimiento son la columna vertebral para el desarrollo de cualquier sociedad.  La mayor muestra de ignorancia que se puede poner de manifiesto es creer que se puede ser participe de cualquier área de gestión sin la formación y la preparación adecuada. Un reconocimiento que han asumido las empresas que han logrado sostenerse en el país, convirtiendo  la formación en el mayor de sus aliados y en el reconocimiento de su entorno.

La presentación de esta web se centró en asumir los retos que había que superar en los nuevos tiempos que se están viviendo, con muchos años previos de experiencia, de una cercanía interrumpida por el confinamiento, la necesidad de entender los cambios de la comunicación y el salto de los cursos presenciales a los cursos On line. 

Da Rocha  nos cuenta como afinar sus conceptos de los procesos de formación durante la época de la pandemia generó la existencia de los embajadores académicos y el reconocimiento de la Universidad Central de Venezuela. Toda esta experticia se decidió compartir a través de la web generando cursos en línea entre los cuales se ofrecerán temas como el del diseño de una cocina.

La pandemia también ha dejado para el mercado el crecimiento del sector dedicado a las remodelaciones, lo cual  es fundamental, ya que son necesidades surgidas de la necesidad de confort. Esto aceleró ofrecer también dentro de los servicios de la web, un centro de atención inmediato para responder de forma expedita a las consultas realizadas, lo cual  significa romper con unas cadenas de procedimientos anticuados para ser eficientes. 

Esta propuesta se acompaña de un servicio de compra – venta en línea, con un servicio seguro para los métodos de pago. 

DB Group está construyendo con toda esta nueva etapa, basada en una red de profesionales, una plataforma segura para el futuro, realizando una excelente propuesta de acompañamiento para los profesionales tradicionales y para la nueva generación que comparte sus valores y principios. 

Afuera la lluvia se había calmado. La ciudad sobreviviendo a los avatares del tiempo. Allí los jóvenes entusiastas hacían preguntas, intercambiaban ideas, el equipo que acompaña a Da Rocha, recibía el reconocimiento. El país avanza de mano de los jóvenes que ven el emprendimiento, la educación, el compromiso con lo que hacen como parte de sus vidas. 

Mercadeo en una nueva forma de entender la vida

Inés Muñoz Aguirre

La estrategia y el mercadeo son espacios de acción que después de una época que algunos califican como post-pandemia, enfrentan los cambios que han ocurrido a su alrededor, entre los cuales se incluyen las nuevas formas de relacionarse.

Nos encaminamos hacia Las Mercedes y al abrirse el ascensor del edificio a donde fuimos convocados por Yelitza Betancourt, Gerente de mercadeo de Soutec, nos encontramos con Aurora Café. Una bicicleta, un espacio abierto e iluminado, tiendas alegres expuestas tras grandes vidrieras y mesas centrales marcaron la diferencia. 

No hay duda de que ese espacio de aislamiento en el cual vivimos durante un periodo que alcanzó los dos años, generó la necesidad de tejer redes. Se hizo notoria la debilidad del individuo cuando le toca accionar solo y ahora regresa a su “nuevo mundo” en la búsqueda de alianzas que le permitan crecer en todos los sentidos. En esta época de cambios es indudable que también quedaran trazando sus caminos los que piensan de forma contraria, es inconcebible pensar que la humanidad puede uniformarse, pero lo que si es cierto  es que los profesionales, las empresas y las organizaciones buscan nuevos caminos que los conducirán hacia el éxito en su forma de comunicarse.

La gente de Soutec siempre liderando cambios nos invitó a compartir en una reunión en la que se encontraban más de quince gerentes de mercadeo de las más exitosas empresas del país. Allí se habló de  Coco Lounge, Aurora Café, Brandketing Consulting, Atenas Group, IW Consultores, Constru Maxx, Wayne Corp,  Bodegas Otazu, Sodexo, Hotel Humboldt, Avecintel, Ron Carúpano, entre otros.  Gerentes de distintas áreas en las que se podrían señalar productos de consumo masivo, hostelería o tecnología por mencionar algunos quienes hicieron sus reflexiones en voz alta, sobre los retos que tienen los diversos mercados, dando especial relevancia al contenido más humano, a la relación y el reconocimiento real del individuo con sus procesos internos para poder identificarse con lo verdadero.

El aspecto de la verdad y la credibilidad fue uno de los temas abordados con pasión, en primer lugar desde el reconocimiento al cambio violento al que condujo el manejo de las redes sociales pero al mismo tiempo el descubrimiento de que el efecto “pompa de jabón” ya dejó entrever que no es ese el camino idóneo para mercadear, para relacionarse de forma real con el consumidor y mucho menos para influir de forma directa en el consumo o adquisición de los productos cuando el tiempo ha permitido comprobar que en una buena parte los llamados “Influencers” que de pronto inundaron el espacio no son precisamente los mejores “embajadores” para las marcas que más que un nombre momentáneo lo que desean es convertirse en empresa y en referencia de marca, casada con su consumidor. 

Un siguiente aspecto de gran importancia en la reflexión es  la aceptación de algunos de haber caído por momentos en la tentación que generó una avalancha de reacciones y creencias en ese tiempo en la que la soledad se negaba a ser protagonista. Ahora es el momento del cambio, de la comunicación responsable, distinta, más humana. Producto de la experiencia indescriptible que afectó y sigue afectando todos los mercados, quienes buscan recuperarse de una forma segura. 

El reto de hoy tiene que ver mucho más con entender que el trabajo pasa por mucho más allá de todo lo que significa llevar adelante un plan que permita que el producto llegue al consumidor, significa acercarse a un nuevo concepto de veracidad, calidad, segmentaciones más seguras y viables del posible consumidor, nuevas formas de acercarse al entorno sin descuidar la conexión emocional.  

El producto de hoy necesita contar una historia creíble con la cual sentirse identificado. No hay que olvidar que ese hombre o mujer que decide ir a un lugar, consumir un producto, descubrir un espacio, aceptar el reto de unirse al mundo de la tecnología busca algo más allá que solo se puede crear con el concepto de estar construyendo eslabones, que permiten crear grandes cadenas de relación.  No hay duda, la estrategia y el mercadeo tienen un gran reto por delante. El cambio siempre lo logran quienes ven primero lo que se avecina, tienen objetivos claros y trabajan sin tregua. 

Todos atesoramos las palabras de cada uno de los presentes. Afuera de los amplios ventanales las luces de los edificios de Las Mercedes, nos regalaban el destello con que se viste nuestra maravillosa ciudad, arropada por el Ávila.

Soutec crece pensando en la relación del habitante con la ciudad

Inés Muñoz Aguirre

Los tiempos regidos por la pandemia han traído con ellos muchos cambios. Tiempos para reflexionar, para mirar hacia adentro y para transformar incluso la forma de relacionarnos y trabajar. 

Así como en un momento dado todo se centró en sostener la comunicación a través de Internet, los gerentes con visión de futuro comenzaron a buscar espacios que respondan a sus necesidades. Espacios que incluso permitan al usuario crecer en su relación con la tecnología. 

Un ejemplo de ello ha sido Soutec, una empresa que dedicada al sector de la tecnología y proveedor del servicio de telecomunicaciones abrió un espacio en Altamira para alojar a su equipo de mercadeo comandado por Yelitza Betancourt.

Una amplia casa en una avenida con agradable verdor, no solo ofrece ventilados espacios para el trabajo, si no que cuentan con una gran e iluminada cocina y un espacio exterior con cómodas mesas en las cuales se trabaja, se comparte y se come o se brinda, en la búsqueda de intercambiar ideas y opiniones que contribuyan al crecimiento personal y profesional.

A ese espacio precisamente fuimos invitados un grupo de periodistas lo cual nos permitió compartir con los jóvenes directivos, quienes han trabajado sin parar y quienes han hecho crecer su empresa, no solo en la prestación de servicios que unan a la gente, que innoven y se desarrollen sino que se han encargado de descubrir, impulsar y promover el talento venezolano a través de su programa dedicado a los estudiantes de Ingeniería de la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Simón Bolívar . 

En este encuentro Carlos Silva Laya, co-fundador de Soutec y Gerente General en Venezuela nos contó como en esa suma de nuevos espacios muy pronto estarán abriendo sede en La Trinidad. Todos estos espacios están concebidos para compartir y para que tengan su connotación comercial, especialmente en La Trinidad  tendrán un Show Room donde los clientes no solo podrán ver la tecnología, si no que podrán tocarla.  Espacios cuya idea es lograr una interacción mucho más dinámica.

Entre los planes más inmediatos  Soutec de la mano de Conecta Group, ofrecerá internet gratuito en espacios comerciales. La idea es traer al país este tipo de servicios de manera rentable y sostenible. Silva nos comentó que ya están funcionando en Sambil y en el aeropuerto. La idea es conectar las personas con los espacios a través de un servicio bueno de internet, conectar las marcas con sus audiencias y convertir los sueños en realidad, entre ellos llegar con internet al Metro de Caracas o a la plaza de Petare.  

DB GROUP NOS INVITO A JUGAR

Inés Muñoz Aguirre

Entras a Casa Gio en La Castellana y te encuentras con una cocina ubicada a mano izquierda que fue concebida para realizar reuniones, encuentros, disfrutar con los amigos y compartir ideas.  

Fuimos entrando de uno en uno, la mayoría mujeres.  La participación masculina estuvo dada por algunos de los socios de DB Group,  Casa Gio, el equipo de SSM Branding & Management y el presentador o anfitrión del encuentro: Antonio Vasco. 

¿De qué vamos a hablar? De herrajes. Todo estaba preparado con modernos centros de mesa con bellas orquídeas, apetecibles bandejas de macarons y las copas listas para el brindis. 

Antes de cualquier celebración, (día del periodista de por medio) debíamos jugar apoyados en listas de papel que nos recordaban las características de los productos de DB Group: Funcionalidad, alto desempeño, calidad, entre otras. Caracteristicas para redactar textos que debían ser innovadores. Jugamos a crear y cada uno de los presentes leyó su texto.  Mariam Krasner, directora de Pasión País se robó los aplausos de todos los presentes al ponerse de pie para interpretar a Julia Child quien fue una chef, autora y presentadora de televisión estadounidense. Introdujo la gastronomía francesa al público en general de su país con el lanzamiento de su libro de cocina El arte de la cocina francesa. El texto de Mariam recogía el sentimiento de la Child, quien expresó que su vida hubiera sido otra si en su época hubiera existido DB Group.

La presencia de los productos que representa esta filial española en Venezuela estuvieron sobre la mesa como parte del decorado,  Kessebohmer, Camar, DomusLine, Citerio Line Mixal, Inoxa, Salice, Elletipi y Kautat  son quienes marcan la diferencia en esto de los herrajes técnicos que no son otra cosa que esas valiosas piezas como bisagras, sistemas de elevación,  gavetas y expulsadores, entre otras que fabricados en distintos metales se hacen presentes  para resaltar la funcionalidad en la fabricación del mobiliario moderno. 

Las rifas, las historias particulares y los reconocimientos no se hicieron esperar. La mañana transcurrió en un ambiente de grato encuentro para recordar que la información también tiene que ver con la creatividad.  Ella también nos permite poner sobre el tapete la calidad de productos como estos. 

DB Group fue fundado en Venezuela por Freddy Da Rocha. Innovar ha sido su meta no solo al traer insumos importantes para el sector de la arquitectura, el diseño y la fabricación de mobiliario moderno, si no que ha creado un Departamento Técnico propio, preparado para brindar capacitación y asistencia a clientes y afiliados. 

Dos miradas: un objetivo

Pedro Pacheco Rodríguez está al frente de Marca Venezuela. Una Fundación  creada desde PWC Venezuela cuyo objetivo es promover los valores destacables del país. Con motivo del día del periodista en asociación con el Instituto de Previsión social del periodista nos convocaron para escuchar hablar de este tema que debía ser motivación de una buena parte de los venezolanos, ese tema que nosotros promovemos desde este portal informativo como Marca País, y desde donde contamos  los aspectos positivos que nos caracterizan. 

La Fundación Marca Venezuela  se ha encargado de indagar en la venezolanidad y sus talentos para reconocer a aquellos hombres y mujeres que se han destacado  en distintas áreas de acción y han puesto sobre la palestra a personajes de la cultura como Yolanda Moreno o el maestro de las artes plásticas Juvenal Ravelo al lado de instituciones tan valiosas como la Sociedad Anticancerosa quienes se han encargado de hacer un trabajo que no ha dejado de ser consistente en buscar beneficios y otorgar apoyo a la salud de los venezolanos. 

Desde Pasión País hemos venido haciendo un trabajo consistente no solo en dar visibilidad a la noticia de carácter positivo como lo destacamos día a día a través de toda nuestra red informativa, si no que hemos ido conformando una Cátedra que pretende formar, acercarnos a los valiosos conceptos, a los valores y a las motivaciones que invitan a la ciudadanía a reconocerse, y que además  sostendrá la capacitación para adquirir las herramientas necesarias que conduzcan a equipos de trabajo a la puesta en marcha de diversas propuestas que contribuyan a crear la tan ansiada Marca País en una Venezuela que aun en sus peores condiciones siempre se muestra llena de oportunidades.

La charla de Pedro Pacheco nos permitió reforzar nuestro proyecto, asentado en nuestra Escuela de Ideas. Tal como él lo expresa cuando expone la interesante teoría sobre las diversas visiones a través de las cuales podemos enfocar el mundo, reconocernos en un centro entendiendo que los demás se reconocen en su propio centro es lo que nos permite crecer con objetivos claros.  Es lo que nos permite dar valor a las referencias y disponernos a construir a partir de ellas.

En este valioso encuentro en el que Myriam Tibisay Wendehake,  sirvió de convocante y de moderadora, si alguno de los periodistas presentes  no había oído hablar del tema tiene que haber descubierto que acercarse a nuestras marcas, personajes, tradiciones, geografía, construcciones, alimentos, desde la visión positiva, forma parte de un compendio que nos da estructura social, la cual es muy importante fundamentar para que sirva de base al desarrollo.

Pacheco Rodriguez anunció su actividad a través de Marca Venezuela como una constante sobre la cual insistirán. Sin duda también al igual que nosotros hacen un trabajo sobre la memoria. Si olvidamos nuestros grandes personajes, esos que tanto han aportado al país, estamos dejando de reconocer que la formación, el compromiso, el estudio, el talento, son claves para señalar referencias que sirvan de motivación y ejemplo a las nuevas generaciones.

En nuestra sección Marca País comenzamos a colocar como punto de encuentro los artículos, charlas, talleres e intercambio de conocimientos que nos permitan ir tejiendo la red necesaria para activar las ideas y destacar lo mejor de lo que somos. 

Maravilloso encuentro este que nos hace confluir reconociéndonos en un mismo objetivo: Contar lo mejor de lo que somos.

En el Salón Cantón se recupera la magia de la comunicación interpersonal

Ines Muñoz Aguirre

Arturo. Tercera generación de la familia Acon

Las culturas milenarias dan forma a los legados, carácter, empeño y responsabilidad.  Se habla de tradiciones y de generaciones. Se valora el camino que traza la familia, su continuidad, pero también lo que significa innovar, abrir espacios distintos para hacer de cada propuesta el camino certero hacia el futuro.

Estas ideas se saborean en cada plato servido en el Salón Cantón. Allí fuimos convocados por JR Medios por el día del periodista, invitación que nos llevó a descubrir en Arturo “lo mejor de lo que somos”. Un joven de apenas veinte años que al ser la cabeza de la tercera generación de aquella familia que decidió no solo apostar por nuestro país, sino que consideró regalarnos los mejores sabores de su tradicional cocina cantonesa, tiene por delante el reto de la modernización. Arturo trabaja desde su posición para seguir respondiendo a su clientela, resaltar la fidelidad y por encima de todo promueve los valores.Aquellos valores en los que creía Arturo Acon cuando llegó a Venezuela desde el Sur de China y que le permitió abrir en 1968 el primer Salón Cantón en Caracas.

En una mesa desplegada en el segundo piso nos reunimos un grupo minimo de periodistas,  los tradicionales. Periodistas de siempre junto al equipo que está trabajando en la modernización de la imagen, en la modernización de una historia que se abre paso hacia la tecnología, las nuevas generaciones y el rescate de las emociones que significa reunirse en torno a la mesa.  

Arturo y parte de su equipo

La mesa para la cultura china tiene una valoración muy especial. Por ello recobrar el sentido que tiene reunirse en torno a ella, saborear los distintos platillos, significa acercarse a los placeres en la compañía de las personas que más quieres o con quienes sientes afinidad.  Se realizó un encuentro fraterno por encima de la “velocidad” o superficialidad que tratan de imponer algunas redes. Un encuentro que comenzó por pedirnos que entregaramos los celulares apagados, que disfrutaramos de la oportunidad de vernos a los ojos y que conversaramos. Todo ello para demostrarnos con hechos lo que significa su propuesta: “Feeling On- Movil Off”, la cual surgió en El Salón Cantón de Panamá convirtiendose en todo un éxito y ahora llega al Salón Cantón de La Castellana para unir a la familia. ¿Cómo negarse a recuperar la buena conversación, el mirarse a los ojos, el pasar un rato agradable donde el protagonista es el momento?  Como explicaba Arturo mientras presidía la mesa dejar a un lado el celular te invita a centrarte en vivir el momento con la intensidad deseada. 

Nuestros anfitriones se empeñaron en demostrarnos que el planteamiento que están haciendo a sus clientes tiene su encanto. Nos entregaron un estuche plástico en el que cada uno colocó su telefono apagado y fuimos felices por tres horas. Disfrutamos las excelentes entradas y compartimos las bandejas de degustación en las que se reunen los más variados sabores de la cocina cantonesa. 

Periodistas disponiéndose a aceptar el reto

El Salón Cantón te invita a sumarte a esta experiencia y por si fuera poco la posibilidad de reencuentro con lo mejor de la comunicación entre los seres humanos, te premia con una botella de vino. Escuchar conversar a nuestro anfitrión con la mirada puesta en el futuro y la confianza que los mueve a invertir en el país no solo nos muestra la historia de una familia, trabajadora, asentada en nuestra tierra, si no que nos habla del ejemplo, de la necesidad de abrir paso a las nuevas generaciones y del gran valor que tiene el sentido de humanidad en todo lo que se hace. No en vano han construido una historia de éxito: El Salón Cantón ahora internacional, tiene presencia en Venezuela con seis restaurantes, en Estados Unidos con dos establecimientos en Miami; en Colombia, con un punto gastronómico en Bogotá, y tres restaurantes en Panamá.

Anótese al “Feeling On-Movil Off” y disfrute la experiencia, si no se atreve a apagar su cellular mientras comparte una comida con los que quiere, por lo menos disfrute de cada uno de los tradicionales platos de la cocina cantonesa, en un ambiente agradable, familiar y de relax. 

Capuletos y Montesco, una historia que no termina

Inés Muñoz Aguirre

La historia comienza con el gran coro que se mueve por las calles de la antigua Verona al son de los murmullos porque algo pasa. Se siente en el ambiente la rivalidad entre los Capuletos (Capuleti) y los Montesco (Montecchi). El escenario del Centro Nacional de Acción Social por la Música, vibra. Por su ubicación la orquesta Sinfónica Simón Bolívar bajo la batuta de Andrés David Ascanio es la gran protagonista, mientras las pantallas enarbolan los colores enfrentados de las familias que ponen en ascuas a toda una sociedad. La Coral Nacional Simón Bolívar se mueve firme dividida en dos bandos una a favor de los Capuleti y otros a favor de los Montecchi. Diferencias estigmatizadas por la lucha ferrea que siempre existe por el poder. Los enfrentamientos hacían retumbar las calles de Verona. 

Contar esta historia requiere de un movimiento escenico para el cual hay que tener firmeza. Desplazados los personajes casi como sombras, rozando en muchos casos el borde del escenario. Marco Gandini demuestra su destreza como director de escena en el que el desplazamiento debe vencer incluso el reto que se tiene de conquistar la imaginación del espectador, cuando se cuenta una historia como esta. Una historia que además se basa en las fuentes originales existentes en Italia, que datan del siglo XVI y que contaban la tragedia de Romeo y Julieta con la grandiosidad y dramatismo de lo  que solo son capaces los italianos. La escribió: Vincenzo Bellini

Ese drama debe sostenerse muy bien en los interpretes porque estamos hablando de una tragedia lirica, Massimiliano Bullo sirvió como coach vocal a la Coral Nacional Simón Bolívar dirigida por Lourdes Sánchez y a un talentoso grupo de jóvenes solistas formados en El Sistema. Este acople integrado además por un vestuario facilitado por la Ópera de Roma hizo confluir en el teatro lo mejor del arte: la integración sin fronteras, por encima de políticas, ideologias y creencias, porque el arte es universal y es una riqueza que medimos por el efecto que causa en nuestro espirítu. 

Esta Opera va en un crecimiento constante, el breve intermedio le permite al espectador tomar aire para lo que debe enfrentar en el segundo acto. Conmovedor no solo por lo que recogen las imágenes que por momentos sobrecogen si no porque la música hace de las suyas. Las interpretaciones finales tanto de Romeo como de Julieta en el momento de la confusión y la llegada de la muerte son conmovedoras. 

Tres días de presentaciones, tres días de elencos diferentes en los papeles principales, un trabajo de mucho tiempo bajo la guía de Marco Gandini y Massimiliano Bullo, disciplina, pasión y compromiso, todo suma para recordarnos que esta gran obra del Maestro José Antonio Abreu, como lo es El Sistema, ya no nos pertenece solo a los venezolanos, es una obra para el mundo, a través de la cual se enaltece nuestra nacionalidad.

Me tocó disfrutar la función en la que participaron: Katherine Yagua como Giulietta, Manuel Alejo Labrador como Romeo, Ivan Andrés Cardozo como Tebaldo, Alejandro Cisneros como Lorenzo y Anderson Piaspam como Capelio.

Son pocos los públicos en el mundo que tienen la suerte de disfrutar de una riqueza como la que se concentra en este trabajo en el que un equipo multidisciplinario está poniendo todo su empeño.  La Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música reclama nuestra presencia, que en cada presentación de nuestras orquestas y corales no encontremos ni una sola butaca vacía. Nuestros artistas y todo el equipo del Sistema merecen nuestros aplausos y reconocimiento.

LA MUSICA COMO LA VIDA MISMA

De Ana Torroja sobre el escenario

Inés Muñoz Aguirre

No creo que exista un venezolano aficionado a la música que no sepa quien es Ana Torroja. Ella con una voz singular en la que un guiño a lo aniñado dio un tono particular a las canciones que interpretaba. Nos hizo corear una y otra vez Dali, Cruz de Navajas, Aire, Mujer contra mujer, El hijo de la luna por mencionar solo algunas de las que popularizó desde su participación en Mecano, el grupo español del que formó parte junto a los hermanos Cano.  

Después emprendió su carrera en solitario y sus canciones volvieron a formar parte del repertorio de un gran público que lleva en la maleta de su vida unas letras que aun pasado el tiempo, se pueden repetir una y otra vez hasta el cansancio. 

Con esta historia que nos acerca a quien por las circunstancias en las que hemos vivido los últimos veinte años no nos había vuelto a visitar, nos alimentamos en la distancia. En consecuencia nos dispusimos pletóricos, a llenar el Teatro Teresa Carreño. Un público de distintas generaciones cargado de la necesidad emocional y afectiva que significa sentirse libre en medio de un concierto, coreó las canciones, bailó, aplaudió hasta el cansancio. 

Y como la música es poesía, tiene alma y cuerpo. Es el punto de encuentro de las distintas razas, religiones, generaciones, creencias políticas e ideológicas, Anna Torroja nos preparó para el recorrido desde el inicio de la presentación. Distintas pantallas de televisores, de épocas diversas, de formatos extraños y de variados tamaños nos conducían con imágenes claves de la sociedad española que se han vuelto universales, hacia una cuenta regresiva que aceleraba el ritmo emocional de los presentes hasta estallar en ovación cuando la cantante hizo su entrada a escena acompañada de una maravillosa banda formada por cuatro músicos. Su imagen de pelo largo y ataviada con un vestido y botas que podríamos calificar de Vintage, se apoderó de la escena. Tres canciones construyeron el marco necesario de relación para que se dirigiera al público venezolano que la recibió con grandes muestras de admiración.

La música construye memoria y da vida a los que ya están ausentes. Tienes agujas de reloj y gira sin parar tejiendo nexos con el tiempo, los olores, los rostros, las emociones. La Torroja nos invitó a entregarnos a ello y lo logró. Advirtió al público que lo haría viajar entre el pasado y el presente.  

Su presentación fue más allá de interpretar unas canciones que todos nos sabemos porque nos han acompañado buena parte de nuestra vida. Nos mostró de esas precisamente, unos nuevos arreglos, distintos, fuertes, cargados. Grandiosos. Casi sinfónicos. 

Un cuidadoso trabajo dio su interpretación visual a los temas. La imagen se volvió acompañante perfecta de cada canción. En esa dupla imagen-sonido hubo espectáculo, creatividad, emoción, conexión y sobre todo un impecable manejo simbólico que vistió de color a dos de las aves blancas que enmarcaban  la interpretación de Cruz de Navajas a una de un suave azul y otra que “teñía de rojo el amanecer”. Así como hubo también flores que se abrían, humo, rombos, la vida misma.

Hubo de todo: selfies, autógrafos, saludos, franelas y hasta una bandera de Venezuela con la que jugueteó sin saber que el amarillo iba hacia arriba, pero fue tanta la emocionalidad compartida que el momento quedó en un suave desliz.  Usado de chal nuestro símbolo patrio nos recordó que el uso de estos tiene que ser emocional, es la única forma de que adquieran validez y formen parte de la cotidianidad y sencillez que lleva consigo lo no obligado. 

El momento dedicado a Aire se podría calificar de magistral. Al punto que la propia cantante se sorprendió cuando semejando a un tsunami todo el público se puso de pie al finalizar la canción para ovacionarla. La presentación quedó suspendida en el instante cercano a la gloria.  Ana no pudo evitar emocionarse y siguió el concierto, estoy segura, experimentando como artista una vibración inigualable.

Luces, colores, efectos, todo hizo convergencia para conducir la presentación hacia el gran final en el que vestida de blanco, bromeó con el público. El gran regalo vendría después de la despedida, lo llamó “complaciendo peticiones” y cantó a “capella”, cinco de las canciones solicitadas. Demostró su simpatía, disposición, creatividad y su calidad vocal. Después de esta presentación, no quedan dudas, seguiremos aplaudiendo a Anna Torroja de pie. 

Un banco gastronómico. 

Inés Muñoz Aguirre

El tema de la creatividad de los venezolanos se está abriendo paso.  Pega saltos en algunos casos y en otros, amarra las ideas para innovar y crecer.  El Banco abrió sus puertas. Un restaurante en Las Mercedes levantado sobre los cimientos de lo que fuera un conocido banco comercial, ahora convertido en un lugar de encuentro bajo el lema: “Disfruta una experiencia gastronómica …!Sin límite de crédito! 

Dos jóvenes: uno abogado y el otro ingeniero: Oswaldo Díaz y Lander Guruceaga hacen de las suyas, para convocar a sus clientes a una práctica diferente de relación con el espacio y los objetos. Convertidos en una suerte de prestidigitadores aprovecharon los simbolismos del antiguo espacio y te plantan frente a los ojos la asociación del pasado y del presente. De lo particular y lo citadino.  Los cajeros automáticos pueden adquirir otra dimensión. Te enseñan que los muebles se restauran y vienen a tu memoria las tradicionales sillas que habitaban todas las agencias bancarias del país. Las esquinas de las mesas hablan de otra época, surgen allí como un detalle cargado de simbolismo. Las barras te permiten recordar aquellos tiempos en los que se emitían cheques y te parabas frente a ellas para firmar o para llenar la planilla de depósito. 

Y todo está allí, finamente dispuesto para que el comensal viva una experiencia inigualable. Además te ofrece un espacio VIP en la antigua bóveda transformada ahora en un lugar para el disfrute gastronómico. Ocho personas pueden disfrutar de ese privilegio. El anfitrión contará con un dispositivo electrónico para ser atendido y hasta con pantalla de televisor. La privacidad es el lema. Y por si fuera poco, otra bóveda más pequeña estará acondicionada para cuatro comensales que tendrán además el privilegio de cruzar por la cocina y ver como “se bate el cobre” en el lugar.

Al frente de los fogones está el Chef Zavier Zambrano conocido como El chino. Un cocinero que transforma lo que cocina en verdaderas obras de arte sobre el plato. ¿El secreto? No solo la buena sazón si no su empeño por aprovechar el espacio en que se sirve para darle al emplatado otra dimensión. Zambrano habla de fusiones y no hay duda de ello, la mezcla de productos nacionales e internacionales explotan en el paladar. No puedes explicar toda esa maravilla junta en la que pasas de un sabor extremadamente delicado a la explosión de la pimienta o de lo crujiente a la suavidad de un puré exquisito.

El banco cuenta con otro tesoro: el de las bebidas. La variedad viste la barra central en la que todo dispuesto invita a saborear las distintas opciones. Este restaurant con la presencia de un Sommelier como Camilo Olmos quien explica que existe todo un proceso previo de investigación y pruebas para elegir el maridaje adecuado a cada menú, garantiza que el disfrute para el comensal será completo.

Finalmente si usted es amante de los postres se llevará la mayor de las sorpresas. Se puede conseguir con facilidad delicadas combinaciones tras las que descubrimos las manos de la única mujer que hay en el equipo de cocina. Los hombres se roban la escena cuando además, usted tiene la posibilidad de ver desde la entrada a través de un vidrio que le dice claramente que en esta operación, no hay secretos. 

Como si todo esto fuera poco estando en pleno corazón de Las Mercedes, no podían perder la oportunidad de contar con una terraza que le permitirá disfrutar a los asistentes de la maravillosa vista de los alrededores.

Cuando le digamos a nuestros amigos que estamos en El banco y se sorprendan al llegar a buscarnos, no hemos mentido. Y si una vez que llegan al lugar usted les invita a comer tendrá un ROI (retorno de la inversión) garantizado. Sin duda este es el mejor banco al que podemos ir. 

Salir de la versión móvil