citadinos/gestión urbana

PIEL DE ASFALTO

Georgina Ramírez

He ido disolviéndome

para que esta ciudad no me duela tanto

He dejado de llamar niño a sus parques

sudo en el revés de mis formas

y apresuro el paso

-esta vez llegaré a casa-

me digo

mientras invento

la forma del equilibrio

No me engaño

se que todas sus noches

tienen algún perro que aguarda

en vigilia

por el mordisco

aún así

camino sobre su lomo cansado

volteo a ratos

vuelvo a llamar pájaro al canto

me pregunto si en su sombra

cabe tanto suelo

                        y piso

Quizá deba guardarme

para ese infarto que llegará a las 3 de la mañana

mientras la ciudad duerme

con el regazo hinchado

de sostener tanta muerte