citadinos/gestión urbana

Espacio Publico, Ciudad y Ciudadanía

Por: Zulma Bolívar/ @zulmaccs

El espacio público será el gran estructurador del territorio organizado en un Sistema de ciudades gobernado en red

La estructura político-institucional del Estado federal no expresa la realidad urbana-territorial y el esquema funcional resultante siempre constituirá la guía de una nación organizada.

El país hoy mas que nunca requiere recuperar la planificación, retomar los “Planes de la Nación” y su Programa de actuaciones como lineamiento guía de inversiones estructurantes a escala nacional, regional y local.

La Venezuela pujante, innovadora y vanguardista de los 80’ contaba con un organismo coordinador de políticas públicas. La Venezuela del futuro requiere ordenar el territorio con visión política, factibilidad económica y viabilidad jurídica.

Institucionalizar la Planificación del Desarrollo Social y Económico de la Nación, es un componente fundamental del Sistema Político. En el siglo XX cuando la nación comenzó a consolidar la democracia, se implementó a través de un organismo rector, que permitió analizar y convertir esos lineamientos en objetivos, además de establecer un Sistema Nacional de Planificación para el Desarrollo Económico y Social que incluía los principales tomadores de decisión, ministerios, institutos autónomos, empresas de servicio y corporaciones regionales . La Venezuela de hoy requiere de experiencia técnica, cooperación internacional y voluntad política para conciliar prioridades y financiamiento con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana de ONU Hábitat.

Por ejemplo…Una instancia que cumpla las veces de CORDIPLAN…

Hay una gran trabajo realizado por las diferentes comisiones del Frente Amplio para avanzar en el Desarrollo de la nación. Se han definido acciones sectoriales y prioridades regionales en (i) atención a la emergencia humanitaria, (ii) cambio del modelo económico, político y social, (iii) soluciones a la cris económica (iv)recuperación de servicios públicos, (v) reconstrucción dela institucionalidad, (vi) respeto a los derechos laborales, (vii) Reforma integral de la seguridad ciudadana, (viii) Educación masiva y de calidad, (ix) Compromiso con las FFAA y (x) reconciliación nacional y justicia…

Adicionalmente la Cámara Venezolana de la Construcción presentó un gran plan para recuperar la Venezuela que queremos, donde se detalla la inversión necesaria en infraestructura de servicios, vivienda, turismo, vialidad y transporte. También se cuenta con el trabajo de Werner Corrales y la Venezuela que Queremos.

Para lograrlo se pueden revisar procesos como el de Brasil y/o Colombia, quienes adecuando el régimen legal urbano han logrado importantes avances en desarrollo sostenible

•Adecuar el régimen legal urbano (Derecho Urbanístico y gestión urbana) El Estatuto de la Ciudad, Brasil

Algunas de las experiencias internacionales más innovadoras de gestión urbana están teniendo lugar en Brasil, con la aprobación del Estatuto de la Ciudad, a través del cual se consolidó un nuevo paradigma no sólo para la planificación urbana, sino también para la gestión urbana, especialmente por el hecho de reglamentar instrumentos jurídicos de implementación de políticas urbanísticas

Los principios e instrumentos en vigor –limitados, restrictivos y formalistas– no tienen la necesaria flexibilidad y el alcance debido para manejar y garantizar la seguridad jurídica y las relaciones político-institucionales que están transformándose rápidamente en varios niveles: dentro del entorno estatal más amplio, entre niveles gubernamentales, entre Estado y sociedad, entre Estado y territorio. La espacialización de las políticas implica llevar a la teoría a la practica y pasar del proyecto a la obra ejecutada, actualizando la normativa y transformándola en un incentivo para la inversión y el desarrollo

•Transformar las Ciudades ilegales en polos de desarrollo

La proliferación de las formas de ilegalidad en las ciudades, especialmente en el contexto cada vez más significativo de la economía informal, es una de las mayores consecuencias del proceso de exclusión social y segregación espacial que ha caracterizado crecimiento urbano intensivo en los países en desarrollo.

Este fenómeno se vuelve aún más importante en lo que refiere a los procesos socioeconómicos y culturales de acceso al suelo y producción de la vivienda: un número cada vez mayor de personas han tenido que incumplir la ley para tener un lugar en las ciudades, viviendo sin seguridad jurídica de la tenencia en condiciones precarias, insalubres y peligrosas, generalmente en zonas periféricas o en áreas centrales desprovistas de infraestructura urbana adecuada.

Construir viviendas no es lo mismo que construir ciudades sostenibles, eficientes, productivas y seguras. La expansión urbana debe considerar, accesibilidad y transporte publico, empleo, equipamientos y servicios básicos de infraestructura y espacio publico como el gran estructurador.

Hoy día, consideradas dichas formas de acceso al suelo urbano y de producción de la vivienda, entre un 40% y un 70% de la población urbana de nuestras ciudades está viviendo ilegalmente. Situación que debe urge revertir si queremos una país de ciudadanos, emprendedores y productivos.

•El Ordenamiento Territorial como politica pública.

Caso Colombia (Ley 388 de 1997, art 6)

Complementar la planificación económica y social con la dimensión territorial, hace posible racionalizar las intervenciones sobre el territorio y orientar su desarrollo y aprovechamiento sostenible,mediante:

• Definición de estrategias territoriales

• Diseño y adopción de instrumentos y procedimientos de gestión y actuación

• Definición de programas y proyectos

Trabajemos la Nueva Agenda Urbana de la ONU Hábitat y aprovechemos los Objetivos 11 (Ciudades) y 17 (Alianzas Publico-Privadas) de la Agenda 2030. 


Venezuela territorio de oportunidades/ Parte 1 de 2.

El Plan para el día después

Por: Zulma Bolívar

Un mejor País es el resultado de una sumatoria de lineamientos, voluntad y gerencia efectiva, planificados oportunamente y ordenados espacialmente para que el esquema funcional del territorio resulte sostenible, productivo y justo.

Para lograrlo, es vital la coordinación de esfuerzos, interinstitucional, multifactorial y en todos los niveles de gobierno, pero hay un espacio por excelencia donde confluyen personas, intereses, servicios, ofertas y demandas: la ciudad.

El territorio requiere una organización mínima que estructure el espacio y sus interrelaciones. La gestión político-institucional tiene que ver con la organización del Estado y el “mapa” del federalismo venezolano no coincide con el “mapa” de la urbanización en el país. Debemos retomar el camino de la descentralización de funciones y competencias, fortaleciendo el municipio y la ciudad como espacio de actuaciones y progreso.

En la Venezuela que esta por venir se requiere un plan nacional de desarrollo político económico y social espacializado territorialmente, donde se reconozca la identidad regional y el rol de los ámbitos locales.

Requerimos pensar global y actuar local (1) . Nuestra hoja de ruta necesita una instancia encargada de planificar estratégicamente, ordenar, concertar y espacializar las actuaciones y lineamientos sectoriales, que unidos se complementan y estructuran el desarrollo nacional.

La experiencia práctica de ejercer el urbanismo como función pública del Estado, asume la planificación como metodología y la gestión urbana como proceso de implementación, teniendo la ciudad como espacio de trabajo y la política como contexto.

El ordenamiento territorial y la ordenación urbanística son las ciencias multidisciplinarias encargadas de convocar la unión de esfuerzos y diligenciar a través de los entes ejecutores competentes, la implementación de las propuestas.

Hoy mas que nunca, se ratifica la importancia de la planificación, el desarrollo urbano y el ordenamiento territorial para el progreso de un país, siendo esencial el aporte de la academia tanto en el resguardo del “deber ser de la norma”, el asesoramiento técnico de los lineamientos estructurantes del desarrollo nacional, además de mediador entre la política, el poder y el discurso gubernamental que define las actuaciones urbanas.

El futuro de Venezuela necesita coordinar esfuerzos, concertar intereses y conciliar voluntades en todas y cada una de las áreas temáticas que constituyen prioridad para el #PlanPais

El Plan País para el día después, requiere además de estudios sectoriales y lineamientos generales, ubicar las actuaciones sobre el espacio geográfico, asociarlas con el sistema de centros urbanos y la organización político territorial, desagregarlas en instituciones y competencias, en niveles de gobierno y/o plazos de actuación.

La degradación y el desorden generalizado, de la situación actual impone la necesidad de planificar, coordinar, concertar y espacializar

Cómo se coordinan todos estos aspectos sectoriales?

Cómo se operativizan todas esas políticas?

Cómo se entrelazan sus objetivos y se complementa su impacto con la escala local?

Cómo pasan a ser actuaciones en el territorio? Acciones tangibles, medibles y con incidencia directa en la población?

Cómo se implementan desde el ámbito de la gestión local, en las ciudades donde se concentra el 90% de la población del país?

Se requiere un enorme esfuerzo de conciliación y producir un plan concertado que dicte lineamientos económicos, sociales y físico-espaciales.

La ciudad como receptor de lineamientos nacionales y ejecutor de actuaciones a nivel local. Un sistema de ciudades, que jerarquice y priorice inversiones, guie la expansión urbana y canalice la producción hacia donde la demanda poblacional lo requiere. Un sistema que racionalice la conurbación y reconozca la fortaleza de las áreas metropolitanas.

La ciudad no es sólo un fenómeno urbanístico. Es un espacio complejo constituido por las sinergias que se producen entre las instituciones, sus normas y la gente que la habita, a través de un conjunto de interacciones cuyo significado debe ser interpretado por sus gestores, a través de un proceso continuo, ininterrumpido del Estado, que tomando en cuenta la historia, toma decisiones en el presente para prever situaciones futuras. Eso en teoría es “planificar” Víctor Fossi  (2)

[1] Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano, CIDEU

2 González Téllez Silverio (compilador) El Oficio Del Urbanista Según Víctor Fossi. Relatos de la Practica Urbanística. Asociación para la Investigación en Vivienda, Leopoldo Martínez Olavarría, Consejo Nacional de la Vivienda, Decanato de Investigación y Desarrollo, Editorial Equinoccio USB, 1996


LA CIUDAD ESPACIO DE RENVINDICACIÓN. LA ACADEMIA PRODUCTOR DE CONOCIMIENTO

Zulma Bolivar/ @ZulmaCCS

Ciertamente Venezuela, atraviesa una de las mayores crisis políticas y económicas de la historia latinoamericana. Es una crisis humanitaria multidimensional que pretende acabar con el espíritu creativo y emprendedor del venezolano. Pero somos un territorio fuerte y resiliente, estratégicamente ubicado al norte de América del sur, en frente del Mar Caribe, donde millones de personas nacieron crecieron, se educaron, trabajaron y formaron una familia para hacer de este país, su hogar.

En cualquier país del mundo libre y democrático la Academia es un espacio de análisis,  diagnóstico y diseño de formas alternativas para hacer ciudad, construir ciudadanía, fortalecer el desarrollo y colaborar con la sostenibilidad del Planeta. En periodos de guerra y/o Emergencia Humanitaria, cuando y el 90% de la población se encuentra en pobreza extrema, urge pasar de la teoría a la práctica, a través de propuestas de transformación estructural física, social y económica que hagan el uso mas eficiente de la norma vigente, el espacio y los recursos para financiar las demandas ciudadanas.

Desde la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV investigadores, profesores y expertos en diversas áreas del manejo de lo urbano, sorteamos la escasez de servicios básicos, el impacto de una hiperinflación galopante y la desesperanza acumulada por 20 años de ineficiencia gubernamental y corrupción, uniendo esfuerzos para salir adelante, a través de una plataforma colaborativa de análisis y reflexión, que hemos llamado “el plan del día después”. Reunidos en vocación y objetivos, unimos esfuerzos con grupos políticos, empresarios y la sociedad civil organizada para reflexionar sobre lo que nos pasó y la forma como reconducir el destino de la sociedad venezolana hacia un futuro posible.

Una plataforma colaborativa, un espacio de intercambio de escenarios, opciones y propuestas para salir de la crisis, donde nacionales y extranjeros aportan ideas para recuperar el aparato productivo, la infraestructura de servicios y los derechos civiles. 

Un gigantesco esfuerzo cuantitativo y cualitativo donde la academia, políticos, gremios profesionales, sociedad civil organizada y cámaras empresariales trabajan por la misma causa: prepararnos para el día después, a través de la elaboración de un Plan para la Venezuela que está por venir, la reconstrucción institucional, social y económica de la Nación. Un Plan donde el venezolano se crece, aporta y construye País.

La Venezuela de hoy requiere de experiencia técnica, cooperación internacional y voluntad política para conciliar prioridades y financiamiento, conceptualizando un plan de actuaciones que primero atienda la Emergencia en el marco de cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Nueva Agenda Urbana (NAU) 2030 establecida por las Naciones Unidas (ONU Hábitat).

La Venezuela que está por venir requiere de organización con visión política y espacial, factibilidad económica, seguridad social y viabilidad jurídica.

Para lograrlo, es vital la coordinación de esfuerzos, interinstitucional, multifactorial y en todos los niveles de gobierno, tomando en consideración que hay un espacio por excelencia donde confluyen personas, intereses, servicios, ofertas y demandas: la ciudad y el espacio público, el lugar donde todos nos encontramos y donde se ejecutan las acciones que contribuyen directamente a mejorar nuestra calidad de vida.

Un plan nacional, donde se reconozca la identidad regional y el rol de los ámbitos locales, en perfecta coordinación con el proceso de descentralización, la recuperación de la Planificación como función pública y un Programa de actuaciones eficientes, prioritarias e incluyentes, guía de inversiones y detonante de progreso a escala nacional, regional y local.

Una hoja de ruta precisa y transparente que planifica estratégicamente, ordena, concerta y espacializa las actuaciones y lineamientos sectoriales, con visión integral.

La FAU UCV, como parte integrante de la Red de Universidades de la ONU Hábitat y fiel a sus objetivos, considera al Espacio Publico como el gran estructurador del territorio, herramienta clave para para la consolidación de un Sistema de Ciudades gobernada en red, donde hagamos de la vida pública, el eje del diseño urbano y motor de desarrollo nacional.

El Espacio Publico (aceras, calles, plazas, parques), es lugar de encuentro y reconciliación, conector de servicios (agua, electricidad, vialidad y transporte público) y equipamientos (educación, salud, deporte y recreación), promotor del emprendimiento y facilitador de un esquema funcional sostenible para la ciudad donde la escala humana es protagonista.

Los artículos 37 y 53 de la Nueva Agenda Urbana, detallan el compromiso de ONU Hábitat en la realización de ciudades para todos y Espacios Públicos de encuentro, en el marco del Derecho a la Ciudad, para que todos los habitantes, de las generaciones presentes y futuras, sean capaces habitar, usar y producir ciudades justas, inclusivas y sostenibles.