anécdotas, tradiciones y costumbres

LA PARADURA O ROBO DEL NIÑO

Es una celebración tradicional de los Andes venezolanos. La misma se celebra entre el 1ero de enero y el 2 de febrero, que coincide con día de La Candelaria que marca el final de las fiestas decembrinas. La Paradura se organiza en una comunidad o entre familia, donde el niño Jesús es «robado» de su pesebre y la persona que lo robó lo oculta en su hogar. Y así el resto de las personas van cantando villancicos buscando al niño. Generalmente, la búsqueda es encabezada por padrinos del niño Jesús, que son personas que pagan promesas o que quieren demostrar su devoción al Divino Niño. Quien tiene oculto al niño, mantiene cerrada la puerta de su casa, cuando llegan a la casa del ladrón cantan afuera pidiendo que lo devuelvan y esta persona ofrece un banquete típico de las festividades.

LA QUEMA DEL AÑO VIEJO

Es una costumbre que se da en los pueblos de los estados Táchira y Mérida. La cual consiste en la elaboración de un muñeco que representa lo malo del año que está pronto por terminar. Dicho muñeco es quemado en la primera hora del año nuevo para empezar con buen pie. Esta tradición también se realiza en otros países latinoamericanos. Pero lo peculiar de la Quema del Año Viejo venezolano es que los muñecos son de gran tamaño, y muchas veces representan a políticos o personajes de caricaturas. Es también costumbre que los últimos días del año las personas que hacen estos muñecos los exponen en las esquinas o plazas del pueblo para que todos los vecinos los vean antes de ser quemados.

LA FERIA DE LA CHINITA Y LA NAVIDAD

En el Estado Zulia la llegada de la feria de La Chinita, la virgen patrona de los zulianos marca el inicio de la Navidad.  La celebración comienza el 17 de noviembre cuando abren las puertas de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Desde las 7 de la mañana los devotos esperan alrededor de la iglesia la llegada de la virgen. El 18 de noviembre es el gran día de La Chinita, donde se ofrece una misa seguida de la procesión. Durante la feria se organizan toques de gaitas y parrandas, hasta la fecha de clausura que es el 4 de diciembre, para ese día ya el ambiente decembrino se comienza a sentir en la región, las gaitas suenan en todo el Zulia hasta la llegada del año nuevo.

HABLEMOS DE CUANDO“BAJÓ PACHECO” 

Cercano al mes de diciembre comenzamos a sentir un cambio en la temperatura. Un frío particular que anuncia la época decembrina en la ciudad de Caracas. Es cuando comenzamos a escuchar «Bajó Pachecho».  ¿Quién es ese señor? Pacheco era un hombre simpático y agradable que vivía en Galipán, el pueblito ubicado en El Ávila.  Cuando el Ávila dejaba de verse por la neblina de diciembre, el Sr Pacheco bajaba desde Galipán a Caracas por el camino de la entrada de La Pastora. Bajaba hermosas flores las cuales vendía en la Iglesia de la zona; Pacheco conversaba y se relacionaba con los habitantes del sector, quienes comenzaron a asociar la llegada de la Navidad con la bajada del vendedor de flores. Y asi se popularizó el frio con Pacheco.

PATINATAS NAVIDEÑAS

En Caracas desde la década de 1920 del 16 hasta el 24 de diciembre, se realizaba una alegre celebración conocida como las patinatas. Las cuales eran el acompañamiento de las tradicionales misas de aguinaldo. Desde los primeros días de diciembre esta tradición era muy bien planificada. Al punto que las tiendas exponían sus más lujosos patines de cuatro ruedas, siendo uno de los regalos más comprados para la jóvenes de la época.  En las familias se empezaba a instruir a los más pequeños el patinaje. En lo hogares todo se organizaba una noche antes del inicio de las patinatas, ya que a golpe de las cuatro de la madrugada se escuchaba a los patinadores esparciendo alegría por Caracas. Como decía Aquiles Nazoa: “Sus risas, sus canciones, el estruendo de sus ruedas son el indicio más cierto de que faltan muy pocos días para que el Niño Jesús nazca”