pronostico reservado/pasión país

LAS ESTRATEGIAS EN LA ERA POST PANDEMIA

@mariamkrasner

En las economías con mayores problemas, las crisis y las adversidades son los entornos más propensos y catalizadores para la innovación, el impulso de la creatividad y el desarrollo de competencias en nuevos modelos de las organizaciones. Estamos frente a un nuevo panorama para la mercadotecnia y para la gestión de marcas. Aunque no lo crea, el momento actual es perfecto para definir nuevas estrategias que generen valor.

Ya no podemos pensar solo en productos, empaques, alta rotación, grandes ventas, retail y espacios físicos, por mencionar algunos aspectos. Ahora se trata de los consumidores, sus prioridades, escalas de valores y sensaciones. Es tiempo de nuevas experiencias como el comercio digital, de desarrollar valores agregados, nuevos contenidos, diseñar puntos de fidelización a los clientes, planes especiales de promoción y ofertas.  No olvidemos que la cuarentena impulso la digitalización en los hábitos de compra, Instagram se convirtió en la nueva vitrina de lanzamientos de productos y los anuncios en la web en los nuevos estantes. El confinamiento impulso el uso de nuevos productos en casa, los usuarios desarrollaron habilidades que seguirán después de este confinamiento.  La estrategia de esta fase debe estar apoyada en un marketing cada vez más segmentado y personalizado. Para eso la marca debe conocer bien a sus clientes para definir estrategias particulares para cada tipo de consumidor. La clave está en no pensar únicamente en el beneficio lucrativo que espera la marca, sino en poner el foco en generar satisfacción y beneficios para el cliente. Otro aspecto dentro de la estrategia es pensar en la forma de fidelizar a los clientes. Ahora los clientes estarán dispuestos a traicionar a sus marcas favoritas si la competencia ofrece más valor. El valor lo pueden percibir a través de calidad, precios y funcionalidad. Es hora de crear nuevas ventajas competitivas que te permitan ser diferente y ser la mejor opción. Recordemos que estamos ante un disminución considerable del mercado, lo importante es lograr que el consumidor se convierta en un cliente satisfecho que piense en una sola marca. La fidelización esta relacionada con la satisfacción y recordemos que el testimonio de un cliente satisfecho es más creíble que cualquier mensaje publicitario.  Aquí entra la estrategia de la personalización, se tiene primero que mejorar la experiencia del usuario y poco a poco ir generando más engagement. Para cumplir este objetivo, se tienen que identificar las características de manera individual para ofrecerles un servicio de acompañamiento al cliente.  El mensaje tiene que ser enfocado con menos storytelling y más doing, ya no se trata de cómo puedo vender o de contar historias, sino de cómo puedo ayudar. Las empresas ya no podrán esperar a una siguientes crisis para mostrar su lado solidario, se tienen que desarrollar acciones más empáticas con el cliente, usuario y la audiencia, por eso la importancia de humanizar las marcas. Las empresas que no desarrollen branding social y liderazgos colaborativos no conectaran con el entorno. Una  forma es dando a conocer quienes son las caras detrás de las marcas, recordemos que tenemos un consumidor más sensible y traumatizado, es más fácil conectar con las personas, con los equipos de trabajo, con sus fundadores y no con un producto.  Manejar un nuevo enfoque de presencia de marcas, se tieneque rediseñar la estrategia y la presencia en redes sociales, tomando en cuenta las nuevas plataformas y cuales se adaptan mejor a nuestra audiencia y por último mirar nuevos talentos, la pandemia dejó miles de personas sin empleo,  capital humano con habilidades en distintas áreas incluyendo la digital, siendo esta una oportunidad de buscar alianzas de trabajo con nuevos colaboradores.


LA INVESTIGACIÓN DE MERCADO EN LA ERA POST PANDEMIA

@mariamkrasner

“Los publicistas que ignoran la investigación, son tan peligrosos como los generales que ignoran el descifrado de códigos de sus enemigos.” David Ogilvy

En momentos de incertidumbre los consumidores manifiestan una nueva forma de enfrentar su realidad, por eso tenemos que pisar terreno seguro antes de tomar cualquier decisión con respecto a la marca y el mercado. No solo el entorno tiene que ser analizado, tenemos que conocer los distintos grupos de clientes / usuarios de acuerdo a su comportamiento.  Si sabemos con exactitud en que grupo se ubican los clientes y que están sintiendo los posibles nuevos cliente, sin lugar a dudas podremos sacarle mejor provecho a la segmentación y sub-segmentación de mercado para ser más eficientes en los negocios. La manera de ser más acertados es a través de la investigación de mercado.  

Esto nos va a permitir tener mas clara la radiografía sobre las percepciones, hábitos, sensaciones y requerimientos del mercado. Podemos entender mejor los nuevos segmentos y desarrollar un marketing empático diseñado hacia los micro targeting de la post pandemia. La investigación de mercado es la clave en este tablero llamado la  nueva realidad. La misma, tiene que ser asumida como un diseño sistemático de recolección, interpretación, soporte estratégico y comunicación de información.  Si conocemos de forma metodológica y de fondo estos cambios, podemos anticiparnos a nuevas oportunidades de negocio. Esto nos va a permitir resolver problemas específicos de marketing y sacar provecho de las oportunidades tanto comerciales, de servicios, o de marketing político y electoral. Conocer la opinión del mercado nos permite plantearnos problemas y buscar soluciones mediante la búsqueda de un interés práctico y verdadero. Como en todos los sectores, la tecnología se ha vuelto la mejor aliada como herramienta de apoyo para la realización de estudios de mercado tanto comerciales, sociales y políticos. Trabajando con la implementado de una metodología adecuada a la transformación digital, con el diseño de instrumentos específicos de recolección de datos. Desarrollando estudios vía online, encuestas telefónica y el desarrollo de focus group mediante sistemas de video conferencias como Zoom nos a permitido acercarnos a esta nueva realidad.  Palabras como versatilidad, agilidad, transformación, propósitos, eficiencia, efectividad y análisis son la clave para estas fases de marketing y las nuevas rutas a seguir. Con la investigación podemos transitar esa ruta de forma segura.


Entender a los clientes en la era de la post pandemia

@mariamkrasner

“Tan solo hay tres grupos de personas: los que hacen que las cosas pasen, los que miran las cosas que pasan y los que preguntan qué pasó”. Nicholas Murray Butler.

Al momento de leer estas líneas, seguramente la crisis le debe haber dejado claro que los recortes en marketing y en comunicación no fueron buena idea. No se trata que no deba de reajustar su presupuesto, aminorar inversiones o redefinir planes a corto y mediano plazo.  Es entender que para mantener a flote su negocio, el primer enfoque es buscar la manera de salvar a su cartera de clientes y aliados.  El objetivo en este momento es mantener a los clientes y  lo primero que debemos entender es que la crisis y el entorno igualmente los están afectando. El piso económico y psicológico de todos está vulnerado. Nos encontramos ante un mismo cliente pero con nuevas visiones, percepciones, requerimientos, hábitos, patrones de consumo, sentimientos y prioridades. Esto se traslada tanto a la figura corporativa como a la individual. A medida que entendamos mejor esos cambios, podremos de una manera más eficiente re-definir las estrategias y reorientar el servicio, los productos, la gestión de marca y la comunicación.

En momentos de incertidumbre se manifiestan los mayores cambios en el consumidor, con una nueva forma de enfrentar sus realidad. Estos en épocas de recesión pueden segmentarse en distintos grupos de acuerdo a su comportamiento, si conocemos en que grupo se ubican los clientes y los posibles nuevos cliente, podremos sacarle mejor provecho a la segmentación y sub-segmentación de mercado. La manera de ser más acertados en entender esos micro targeting es a través de la investigación de mercado, la cual también debe ser enfocada al estudio de nichos más concretos. Si entendemos estos cambios podemos anticiparnos a posibles nuevas oportunidades de negocio que serán fundamentales en las fases del proceso de recuperación.

No enfrentamos al grupo de los recesivos, quienes reducen todo tipo de gastos siendo los mas afectados por la situación, disminuyen su frecuencia de compra y las marcas pasan a un segundo plano. Los precavidos, se preocupan por lo inmediato, ven con pesimismo la situación y enfocan su patrón de consumo en determinados productos de primera necesidad.  Los tolerantes, quienes recortan los gastos pero siguen con un margen de acción, mantienen la calma ante el entorno. Los selectivos les afecta no de forma directa pero bajan el perfil y los neutrales, siguen igual, no les afecta la situación e incluso les favorece. Al entender y conocer mejor los clientes tendremos mas campo de acción y el nivel de confianza y credibilidad saldrá fortalecido. Igual o más importante es la forma de comunicarnos, el tono, el contenido, el mensaje y los medios. Es momento de aprovechar al máximo los medios digitales para mantener la operación comercial de nuestra empresa, negocio o marca. Recuerden la seguridad en situaciones de turbulencia es lo mas apreciado y su valor de marca a mediano plazo será la gran sobreviviente.


COMUNICACIÓN EN LA ERA DE LA POST PANDEMIA

@mariamkrasner

“Las grandes marcas escuchan, aprenden y luego toman impulso.” Bernard Kelvin Clive

Luego de superar la emergencia sanitaria el escenario posible será el de tener tantas oportunidades de crecer como las de fracasar. Es importante rediseñar estrategias acordes a un nuevo entorno, con mercados más pequeños y demandas muy especificas. Nos viene una etapa donde la resiliencia en los negocios será fundamental por encima de la eficiencia y de la productividad para poder superar la fase de rentabilidad de supervivencia. Es importante no intentar aprovecharse de la situación, no ser oportunistas y trazar tácticas de solidaridad hacia los clientes.

Los que nos dedicamos al marketing y a la comunicación estratégica, debemos entender las necesidades de los usuarios, el nuevo enfoque racional en la toma de decisiones y a su vez teniendo una fuerte carga emocional debido a la situación del momento. Estamos frentes a los mismos consumidores pero con visiones, necesidades, percepciones, sensaciones  y expectativas totalmente distintas.  Por eso la empatía y la honestidad debe estar presente en toda nuestra forma de comunicar teniendo con eje narrativo el presente, centrándonos en las necesidades de las otras personas.

El enfoque de la comunicación debe ser asertiva tanto en el diseño de los mensajes internos o externos a la empresa. Se debe analizar qué decir, cuándo, de qué manera, por dónde decirlo y si es oportuno decirlo (intencionalmente callados). En una recesión económica con ambiente impactado por un tema sanitario como el actual, es muy importante la  forma como se gestiona el silencio de la comunicación de marcas. No es dejar de comunicarse con el cliente o las audiencias, no se puede dejar de interactuar con los clientes y usuarios, se trata del contenido y el enfoque del mensaje a través de un marketing más conversacional. Este modelo de marketing se basa en tomar en cuenta las opiniones de los clientes manteniendo coherencia entre lo que el producto ofrece y lo que sus usuarios esperan, con la finalidad de ser tomadas en cuenta y se logre recuperar la fidelidad con la marca. Las marcas que demuestren más empatía y que entiendan que no es momento de enfocar la comunicación basada en una venta dura, sino en una comunicación de acompañamiento serán las mejores recordadas y posicionadas. Ahora más que nunca el manejo de percepción de las marcas es fundamental.


OPINIÓN PÚBLICA Y VERDAD

@mariamkrasner

En situaciones como las que estamos viviendo para la formación de la opinión pública es fundamental la conjunción de diferentes variables. La asociación de los contenidos con la realidad, el intercambio de información, contar con espacios que permitan contrastar los contenidos, tener libertad para el debate entre un mínimo de dos personas, que la toma de decisiones sean de interés colectivo, contar con acuerdos, usar el sentido común, conocer sobre el tema, tener acceso a fuentes primarias y contar con la coherencia de uno o más grupos de interés.

Otro aspecto a considerar es el matrimonio que existe entre opinión pública y política. Estudiosos afirman que existe un juego circular entre ambas. Argumentan que los cambios en la opinión pública inciden en los cambios en las políticas, pero no a la inversa. Y agregan, que la formación de la opinión pública tiene lugar en un contexto donde la ciudadanía sólo posee una información imperfecta. Sin embargo, si lo vemos desde el ámbito de la comunicación, la narrativa y la construcción de los mensaje de los políticos si puede manipular, direccionar, acercar o alejar una matriz de opinión pública hacia temas que inciden en el colectivo y en la participación ciudadana.  Si algo ha jugado un papel dominante en el país, es lo referente a las matrices y al clima de la opinión pública. Ese clima en entornos polarizados es más vulnerable, se apoya en una tendencia inespecífica y etérea. Actúa como un contagio colectivo que se decanta hacia una determinada opción. En el ámbito electoral ese clima se transforma en opiniones, estas se traducen en participación y en consecuencia en votos.

Cuando se carece de espacios, de fuentes confiables y de vías para contrastar la información, la opinión pública se comporta como una ola de rumores basada en especulaciones no confirmadas, las cuales la mayoría de las veces se dan por ciertas, y terminan condicionando el comportamiento de todo un colectivo.

El uso del rumor como táctica para generar confusión, división y para determinar ciertas conductas no es nuevo, es implementado como herramienta dentro de las estrategias de marketing político y marketing comercial. El auge de las redes sociales y los medios digitales han sido instrumentos fundamentales para desviar la atención a determinados temas y todo a través del rumor. Todo el ruido comunicacional y la información no verificada terminan construyendo un clima de opinión que afecta el consenso, pensamiento y valores de una sociedad.  No olviden que el rumor nos visita todos los días en nuestra cotidianidad, cada día toma más fuerza y vemos como poco a poco va devorando el sentido común.  Bien lo decía el director y escritor Jean Cocteau: “No se debe confundir la verdad con la opinión de la mayoría.”


EDUCACIÓN PARA UNA OPINIÓN PÚBLICA RESPONSABLE Y CONSTRUCTIVA ¿MITO O REALIDAD?

@mariamkrasner

Seguramente si preguntamos qué entienden por opinión pública a personas que se mueven en distintos ámbitos, con intereses, actitudes y formación diferente, obtendríamos un menú bastante vario pinto de respuestas. En el ámbito del poder, algunos se suponen dueños de la verdad ya que tienen las vías para controlar, moldear y muchas veces silenciar a la expresión personal y ciudadana. En el caso de los medios, es en ellos donde se debería recoger el sentir ciudadano, y asumir de forma adecuada la representatividad de ese sentimiento, a través de la información y el contraste de contenido. En la ciencia política, la opinión pública esta enmarcada dentro de las corrientes ideológicas y su influencia en la vida cotidiana, en la participación ciudadana y en los procesos electorales. Los especialistas de estudios de mercado, vemos la opinión pública como aquellas corrientes que se miden a través de sondeos e investigación cuantitativas o cualitativas como soportes para diseñar estrategia. Solo por citar algunos ejemplos de la amplitud de visiones frente al tema.

Pero, ¿podemos lograr una educación desde la infancia, para tener una opinión pública responsable y constructiva y lograr los cambios necesarios en la formación de la opinión pública?  Toda formación, buena o mala, con valores o sin ellos, tiene su fase clave durante la infancia. El trato personal, el rol de la familia durante ese periodo, el sistema educativo, los grupos de presión y los medios de comunicación tradicionales y digitales juegan un papel fundamental en la construcción y expresión del pensamiento. Los padres tienen un control prácticamente total, sobre la información que recibe el niño y el medio por donde la recibe. Así como en la manera que influyen sobre sus actitudes y conductas, de forma que castigan o premian la forma en que el niño actúa. Estas son variables que van influyendo poco a poco en la construcción de lo que se piensa, se dice y como se dice. Tomar en cuenta la opinión de los niños, hacerlos parte de las decisiones del grupo familiar, saber escucharlos y mostrar interés por lo que dicen, ayuda a lograr cambios en la pirámide de la opinión.  Es importante que los niños tengan la sensación de que lo que ellos piensan o sientan va a ser tomado en cuenta por los adultos de la casa, esto hará que se sientan escuchados, queridos y principalmente respetados por la familia. Además de ayudar a estrechar el vinculo familiar y desarrollan en ellos habilidades sociales, de comunicación y de expresión. Estos son aspectos que se convierten en pilares de la construcción de la opinión pública y en la seguridad que se va desarrollando desde la infancia. El sistema educativo y las enseñanzas de las escuelas son fundamentales en la generación de actitudes, de prejuicios y de ideologías. Los sistemas educativos, los grupos sociales y los grupos de referencias, son los principales grupos de presión de los niños en la etapa temprana. La calidad humana de los maestros, las herramientas usadas en clases, la forma verbal de presentación de los trabajos, organizar equipo, desarrollar actividades que fomenten el debate entre los niños, impulsar actividades escritas y habladas, la asociación de contenidos, la lectura de determinados temas, organizar cine foros, inculcar los valores morales, hablar de tolerancia y respeto de las ideas, son algunas de las acciones que influyen en la construcción de la opinión pública, en la forma de expresar libremente nuestras opiniones y en ser responsables al opinar de manera adecuada para no ofender a las demás personas. También son aspectos que potencian la creatividad, impulsan el pensamiento crítico, los niños ganan autoestima y confianza, ayudan a que se sientan seguros al poder expresar su opinión y reforzamos su relación con el entorno. Esa realidad, de contar con una opinión pública responsable y constructiva depende de todos.


OPINION PÚBLICA Y REDES SOCIALES

@mariamkrasner

La opinión pública es una ecuación de comunicación: es el resultado de la suma de las opiniones individuales. El denominador es que en determinados entornos, se produzca un choque entre los puntos de vistas de la opinión pública y la de grupos de intereses como medios de comunicación, instituciones,organizaciones, grupos políticos, líderes y no tan líderes.

La opinión pública es un proceso complejo que depende de la influencia social y de los medios de comunicación. Ambos actores influyen en la percepción de la credibilidad en mayor o menor grado, frente a las distintas fuentes de información tanto las convencionales como las digitales.

Hoy con la inmediatez de las redes sociales, la credibilidad esta apoyada no solo en el contenido de la información sino en los voceros, en las nuevas fuentes y en los actores emergentes catalogados como influencers. Las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin, WhatsApp, YouTube, Telegram etcétera) y sus distintas herramientas de interacción (chat, correos electrónicos, grupos de discusión y weblogs, entre otros) juegan un papel transcendental en la formación y en los cambios de actitudes individuales de todos los sectores sociales, con la autoinformación y la autocomunicación. 

Esta forma de moldear a la opinión pública, es consecuencia del desarrollo tecnológico, del acceso individual a plataformas múltiples de información y de la comunicación como facilitadora de interconexión en todo el mundo.

Las herramientas digitales forman grupos de pertenencia que condicionan las conductas de los internautas, ya que se crean corrientes de opinión debido a un efecto tipo cascada y a la polarización de los grupos frente a determinados temas o hechos. El efecto cascada hace que la señal se refuerce a medida que un mayor número de personas la recibe. Es una bola de nieve en bajada. La opinión pública arropa a la opinión individual.

Por otro lado, la polarización de grupos es una forma de manejo tendencioso de la información. La misma proviene de personas de mentalidad afín o con intereses compartidos. Las opiniones se fortalecen y se hacen más extremas cuando se comparten con personas afines y estas las corroboran y las ratifican. Es este sentido, tiende a existir un comportamiento más tolerante cuando la conversación sucede en redes sociales heterogéneas.

En la actualidad las redes sociales son la palanca principal para crear y moldear la corriente de la opinión pública. Se han convertido en la mayor y más importante plataforma de comunicación. Los internautas en la mayoría de los países pueden expresarse libremente, compartir sus opiniones, influir con sus comentarios, cambiar la reputación de personas y marcas.

Debido a esa misma inmediatez, el público a perdido su capacidad de reflexionar de forma racional, y lo hace desde lo emocional sobre determinados temas, hechos y circunstancias, llevándolo a emitir juicio basado en suposiciones y a reenviar información sin verificar su fuente. Esto ha impactado en los ámbitos sociales, económicos, culturales y políticos.

¿Podremos lograr una educación desde la infancia, para tener una opinión pública responsable y constructiva? ¿Podremos lograr los cambios necesarios en la formación de la opinión pública? Esto será tema de una siguiente oportunidad.


GERENCIA Y POLITICA

@mariamkrasner

Las personas que ocupan puestos claves dentro de las organizaciones tanto privadas como públicas, deben ser en primer orden estrategas responsables de sus acciones. Personas capaces de proponer, diseñar, intuir, prevenir, innovar y ejecutar alternativas de acción, de motivación y de la construcción de valores. Los gerentes deben ser  líderes, no limitarse a ser voceros simplistas de una cultura corporativa o de una teoría ideológica.  Las tendencias de economías de emprendimiento y las sociedades en si mismas, exigen y necesitan nuevos modelos y herramientas que le permitan a la organización o institución generar valores agregados y diferenciados.  Se traspasa con total irresponsabilidad la línea de las metas u objetivos a simples y vacías promesas sin medir el impacto que eso puede tener en el entorno interno y externo.

El desarrollo de las competencias no es una tarea aislada ni individual, es una tarea colectiva. En este sentido, uno de los aspectos claves dentro de todo proceso de organización es saber enfocarse en la prioridades y en las necesidades reales del ciudadano o cliente según el ámbito de impacto. Llámese mercado o sociedad.

Mas que sentirnos estancados, estamos como sociedad en un proceso de transformación. Referida a una condición política, social, jurídica, ética y económica. Debemos asumir esa transformación como una condición. No como una situación para superar los obstáculos, crisis y retos que nos plantea el entorno, tanto en lo corporativo, en lo público y en lo individual. Esto nos obliga a plantearnos unas dinámicas en el día a día, en la que debemos ser capaces de comprender que los conflictos son parte del proceso de cambio. Se tiene que asumir un compromiso de eficiencia y de rescate de los valores en cualquier ámbito que nos corresponda accionar. Entender que la planificación es parte esencial para poder ser mas eficientes. Convertir las promesas en metas implica un proceso de madurez. Donde la coherencia y alineación entre lo que se dice, como se dice, en el lenguaje que se dice y lo que se hace, será los que nos permita reinventarnos como sociedad. La gerencia y la política deben ir de la mano. Regir los asuntos públicos sin importar el nivel de jerarquía que se ocupe, implica ser eficiente y eficaz en el rol de administrar. Eso debería ser sinónimo de transparencia y eficiencia pensando en el beneficio de todo un colectivo que va desde lo local, regional y nacional. Dejemos de pensar en patria, comencemos a pensar en nación.


¿QUIEN GRITO CRISIS?

@mariamkrasner

Los tiempos de crisis son definidos como aquellos momentos en que las empresas ven sus ventas en picada, por lo general relacionadas con cambios en el entorno que afectan el consumo o la acción de compra de sus clientes.

Sólo los productos o segmentos de negocios conocidos como contracíclicos se comportan de manera diferente. Es aquella gama de productos / servicios que no son afectados por los ciclos de la economía: recesión, prosperidad e intermedios.  Están atados al pensamiento del consumidor y éste los consume porque de ello depende su mejor estar (ejemplo servicios públicos, telefonía, internet, determinada gama de alimentos)

Lamentablemente mientras las empresas pasan por buenos momentos no se preocupan de trabajar e invertir en sus marcas. Elementos como la imagen de marca y la credibilidad se trabajan de manera continua para estar blindados frente al mercado y poder sobrevivir a una época de recesión.  Otro aspecto que no se debe descuidar es el marketing interno. Esto permite tener colaboradores motivados, con un alto índice de fidelización hacia la empresa, que mantengan el espíritu innovador, que entiendan y atiendan al cliente. En tiempos de turbulencia, las oportunidades en los negocios vienen escondidas en los obstáculos y en los problemas que presenta el macroentorno por eso el marketing externo es clave en este contexto. Conocer las debilidades y fortalezas de nuestros competidores directos e indirectos, establecer mecanismos de pagos, alianzas estratégicas, promociones temporales, desarrollar nuevas presentaciones del producto, trabajar estrategias de micro targeting, políticas de valores agregados, pensar en una red comercial no tradicional, canales de distribución alternativos, políticas de fidelización de los clientes, manejo y gestión de base de datos, reuniones frecuentes con sus colaboradores, detectar nichos de mercado no atendidos, crear nuevos nichos de mercado, establecer una política de networking, mantener una estrategia de comunicación tradicional y de comunicación digital.

He descubierto que el fracaso no es más que un salto hacia algo más grande y mejor.Porque, detrás de un problema, hay una oportunidad, si usted quiere buscarla.”Harlan Sanders / El Coronel Sanders / KFC



MÁS ESTRATEGIA Y MENOS ORGANIZACIÓN

@mariamkrasner

Charles Darwin, autor de “El origen de las especies” publicado en noviembre de 1859, decía que no sobrevive la especie más fuerte, sino la que mejor se adapta al entorno. Algo parecido podríamos aplicar en el campo de las empresas y los negocios. No sobreviven las más grandes, ni las de mayor presupuesto sino las que mejor se adaptan a los cambios de su entorno.

Las empresas de éxito son las que saben adaptar continuamente sus estrategias a los cambios del entorno y las que entienden, que no todo lo que sucede puertas adentro es consecuencia de variables externas. En un entorno de cambio en constante renovación, donde la competencia es mas feroz y el mercado más reducido, no se puede entender ni gestionar un negocio como algo estable, el negocio también tiene que estar en constante cambio y en evolución para adaptarse al entorno y a los tiempos. 

Una buena gestión debe ir adaptando constantemente sus estrategias a lo cambiante del mercado. Debe tener la madurez y la intuición para detectar a tiempo las alarmas del mercado y en consecuencia la creatividad para saber responder. Una dirección empresarial obstinada y terca que no escucha a sus clientes y al mercado puede perder grandes oportunidades de negocios. La reingeniería, la reestructuración, la reinvención y la readaptación son aspectos que oxigenan la competitividad de los negocios. Pero no pueden iniciarse de forma aislada para no fracasar es necesario implementar las cuatro fase de cambios. Esto pasa por decisiones en la operatividad, cambios en la organización, políticas de formación del capital humano, adecuación tecnológica, innovación en los servicios o productos, alianzas, emprendimientos corporativos, nuevas políticas de precio y por supuesto a la comunicación.

Al estar en situaciones de crisis, estas estrategias deben diseñarse a corto y mediano plazo, deben ser medibles cuantitativa y cualitativamente y establecer objetivos y metas realistas.  En pocas palabras, para lograr una adaptación continuada se necesita manejar las estrategias económicas y las estrategias de marketing, así como sus tiempos y formas de ejecución.


¿ESTÁ DISPUESTO A COMPARTIR RIESGOS?

@mariamkrasner

El mundo de los negocios esta impulsado por una ola del coworking, una manera de trabajar basada en cooperación donde un grupo de trabajadores-emprendedores-pymes independientes comparten el mismo espacio de trabajo para desarrollar sus proyectos particulares. Sin embargo, hoy en día observamos como marcas relacionadas a los negocios, han implementado lujosos espacios abiertos para el trabajo y reuniones de ejecutivos. En lugares donde tienen servicios complementarios de apoyo de oficina, wifi de alta generación, café, cómodos sofás para los encuentros. Tal es el caso del Grupo Santander en España como estrategia de branding dirigida a un segmento ejecutivo y de emprendedores.

El término de coworking fue usado por primera vez por Bernie DeKoven como consecuencia de los cambios de la economía y la evolución del trabajo colaborativo. El creador del primer espacio coworking en el 2005 fue el ingeniero Brad Neuberg  con su Hat Factory en San Francisco. Un loftcompartido por tres trabajadores autónomos y bautizado como Citizen Space. Este tipo de espacio y el auge de la economía colaborativa han impulsado un cambio de mentalidad en la forma de ver el emprendimiento, la innovación y el desarrollo temático o sectorial con comunidades afines o no en objetivos, y reunidas en un mismo espacio de trabajo. Otra de las características en esta modalidad de trabajo es la oportunidad de desarrollar relaciones entre profesionales de diferentes sectores, generándose alianzas de tipo cliente, proveedor, asesor (crowdsourcing) y sociedades. La clave en la operación de estos espacios es la figura del gestor, generar el clima de confianza y el desarrollo de las  dinámicas de colaboración que van a permitir acelerar las oportunidades de trabajo y de ayuda. Los gestores de espacios de coworking trabajan para crear relaciones entre los coworkers y los contactos externos, buscando desarrollar nuevas oportunidades de negocios o de mercados alternativos. Estos espacios cada día tienen mas auge, existen alrededor de 6.000 espacios de coworking en todo el mundo, el sector ha logrado generar ingresos por 1 billón de dólares en los últimos 12 meses. En América Latina este sector también está creciendo, en ciudades tales como Santiago de Chile, Buenos Aires, Sao Paulo, Bogotá, Lima, Montevideo y Caracas. Sólo en Barcelona hay más de 100 espacios, más de 500 en España y más de 1.600 en Europa. Estados Unidos y Alemania son los países con mayor desarrollo de este tipo de negocios. “No necesitas tener una empresa de 100 personas para desarrollar esa idea”. Larry Page. Co-fundador de Google.


EL CLIENTE SOLO EN TIEMPOS DE CRISIS TIENE LA RAZÓN

@mariamkrasner

CLIENTES

Al momento de leer estas líneas, seguramente la crisis le debe haber dejado claro que los recortes en inversión en las áreas de marketing y de comunicación no ha sido buena idea. No se trata de invertir por invertir, en ese caso estaríamos hablando de gastos y tal vez de derroche. Se trata que para mantener a flote su negocio, lo primero que tiene que llamar su atención y a donde se tiene que enfocar es en buscar la manera de salvar a su cartera de clientes y aliados. Su objetivo es mantener a los clientes. Para esto, tiene que entender que la crisis y el entorno igualmente les mueve el piso económico y psicológico. Que estamos frente a una figura corporativa o individual traumatizada, con hábitos, patrones de consumo y usos cambiantes. A medida que usted entienda mejor esos cambios, podrá re-definir mejor sus estrategias y orientar los tipos de productos y servicios. Los consumidores en épocas de recesión pueden segmentarse en varios grupos de acuerdo a su comportamiento. Al conocer en que grupo se ubican sus clientes, podrá trabajar nuevos segmentos y sub-segmentos de mercado. Encontrara el consumidor que reduce todo tipo de gastos son los mas afectados por la situación (recesivos), los consumidores afectados que son tolerantes, recortan los gastos pero siguen con un margen de acción (tolerantes), los que les afecta no de forma directa pero bajan el perfil y pueden ser mas selectivos (selectivos) y por último el grupo que sigue igual, no le afecta la situación, incluso les favorece (neutral). Al entender y conocer mejor los clientes tendrá mas campo de acción en su negocio y podrá fortalecer el nivel de confianza con ellos. Enfoque el objetivo en mejorar la comunicación con sus clientes, haga que se sientan seguros. La seguridad en momento de turbulencia es lo mas apreciado y su valor de marca a mediano plazo será la gran sobreviviente.