noticias pasión país

Beatificación de José Gregorio Hernández se realizará el 30 de abril.

El Cardenal Baltazar Porras presidió una rueda de prensa realizada en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana,  para anunciar los actos en relación a la beatificación del doctor José Gregorio Hernández dentro del marco de la crisis sanitaria por la que atraviesa el país en este momento, debido al crecimiento del Covid-19. 

Las condiciones presentes durante todo el año 2020 y lo que va del 2021 han marcado el camino a transitar para cumplir con un sueño acariciado durante largo tiempo por el pueblo de Venezuela, lo que ha conducido a que la “celebración”, esté enmarcada dentro de tres escenarios realizados después de un estudio de la situación abordado por especialistas del área sanitaria, durante varios meses.

La fecha elegida es el día 30 de abril, dejando en claro que en el mejor de los escenarios la capacidad máxima para los actos que se celebrarán en el Estadio Universitario de Caracas sería de dos mil personas, las cuales además serían seleccionadas entre fieles, enfermos, personas humildes y casos necesitados, ya que será imposible la realización de un evento de carácter masivo.  

En relación a la posible movilidad de la fecha el Cardenal Porras expresó, que la misma se considera inamovible ya que por disposiciones canónicas no se puede realizar ningún culto público hasta pasar por el proceso legal y se considera que el tiempo de espera del pueblo venezolano ha sido excesivamente largo, pensando en que para el país José Gregorio Hernández ha sido venerado casi que desde el mismo momento de su muerte.

Los actos según anunció el Cardenal Porras estarán presididos por el Cardenal Pietro Parolin, quien es el Secretario de Estado de la Santa Sede, y quien ha manifestado su complacencia ante una designación que le permite volver a un país por el que siente especial afecto, ya que aquí se desempeñó como Nuncio Apóstolico, durante varios años.

A su vez el Cardenal Baltazar Porras expresó que cada Diócesis del país tendrá una reliquia de José Gregorio Hernández, a objeto de retribuir a los devotos y fieles con un espacio para su veneración.  El Cardenal Porras no pierde las esperanzas de que pasada esta crisis los venezolanos podrán celebrar en grande el resultado de la beatificación después de una espera tan larga como ha sido este proceso, cuyo resultado debe ser asumido como un milagro en medio de la pandemia.

Los ojos del mundo católico se encuentran sobre Venezuela y la iglesia dará respuesta a tal interés a través de todas las vías digitales, para que dichos actos puedan ser presenciados por los fieles en todos los países, destacando el interés de aquellos donde existe una especial veneración por nuestro santo. 

Punto de convergencia de todos los venezolanos sin distingos de ningún tipo. 

Deja un comentario