estilo de vida

Objetos que narran historia

Sotheby’s celebrará en marzo una subasta de unos 350 objetos que pertenecieron a Lady Patricia Mountbatten, familiarmente vinculada a la Casa real de Inglaterra. Una colección que narra la historia de dos familias y de buena parte del siglo XX.

Mayte Navarro

La casa de subasta Sotheby’s nos recuerda lo importante que son los objetos porque ellos resumen parte de la historia de una persona, una familia o un país. El 26 de marzo se realizará una subasta muy especial, razón por la cual muchos ojos se han  posado en las historias que acompañan joyas, piezas de arte, objetos decorativos y muebles. Este fabuloso lote, como lo denominan los especialistas, que está a la venta es más que especial porque pertenece a una tataranieta de la reina Victoria, sobrina nieta de Alejandra, la última zarina de Rusia; prima hermana del príncipe Felipe de Edimburgo, hija del último virrey británico de la India y confidente de la misma Isabel II. Nos referimos a Patricia Edwina Victoria Mountbatten, quien nació en 1924 y falleció en 2017.

Con toda esa parentela de tronío, que son la historia misma, la vida de Lady Patricia, que fue una mujer inolvidable, está llena de anécdotas, personajes, alegrías y tragedia. Quienes la conocieron la describen como de un carácter perseverante y de un cautivador sentido del humor.

Lady Patricia compartía en fiestas con Eduardo VIII y Wallis Simpson, perteneció al Women’s Royal Navy Service, donde conoció a  John Knatchbull, séptimo barón Brabourne, se enamoraron y se casaron. Allí aprendió a conducir tanques de guerra y obtuvo el grado de subteniente de la Marina Real Británica. 

La boda fue todo un acontecimiento social, contó con la bendición del propio obispo de Canterbury, la presencia del rey Jorge VI, la reina madre y entre las damas del cortejo estaban las princesas Isabel y Margarita, hijas de la pareja real. 

Tanto Patricia como John representaban a dos familias realmente aristocráticas y cada uno poseía una herencia importante cuando establecieron su residencia en Kent. Parte de esa herencia está a la venta por decisión de sus herederos por lo que entre los objetos que se encuentran en el catálogo figuran muebles concebidos por el gran Thomas Chippendale en la década de 1770 para la familia Knatchbull, objetos del explorador y botánico Sir Joseph Banks, quien viajó a Australia en la primera expedición de Thomas Cook, relojes de la zarina Alejandra, pinturas y joyas.

También se incluyen piezas heredadas por Patricia de sus padres, que se encontraban en ático Art Deco en Park Lane, tesoros del abuelo materno, el gran financista eduardiano, Sir Ernest Cassel, y piezas provenientes de la India, país donde transcurrió buena parte de su juventud, pues su padre fue el último virrey.

Lady Mountbatten apoyó a innumerables organizaciones caritativas pero también tuvo que enfrentarse a la adversidad cuando su familia fue víctima de un ataque terrorista del IRA, donde perdió a uno de sus hijos, a su padre y a su suegro.

El 26 de marzo los coleccionistas podrán optar por unos 350 objetos que narran la historia de una familia y del mundo. Al referirse a esta colección que se subastará y con la que se espera superar el millón de libras esterlina, Harry Dalmeny, presidente de Sotheby’s del Reino Unido, señaló: “La residencia de Lady Mountbatten, en Newhouse, era un lugar privado para entretener solo a los familiares y amigos más cercanos, capturando toda la magia de una casa señorial en una escala íntima. A través de sus pertenencias, muchas heredadas de otros miembros de la familia, los coleccionistas tienen la oportunidad de ver cómo se ha desarrollado la historia del siglo XX y podrán encontrarse con vestigios evocadores de una forma de vida brillante”.

Deja un comentario