estilo de vida

Kenzo: la  alegría de vivir

El diseñador japonés murió en Francia debido a unas complicaciones originadas por el  COVD-19. Recordarlo es aplaudir su obra  llena de color.

Mayte Navarro

El virus ha venido a romper con la vida, con las costumbres, con lo cercano. Son muchos los conocidos que han dicho su adiós definitivo en este 2020, desde aristócratas, hasta  artistas, sin olvidar a médicos y religiosos.

El mundo de la moda se ha visto afectado en todos sus aspectos, desfiles virtuales, paralización de colecciones, dejar de un lado la producción tradicional para sumarse en la confección de mascarillas y batas protectoras. Pero la moda también se ha vestido de luto, esta vez para despedir a quien ha sido el japonés más conocido en el sector, el primero que conquistó París y quien abriera las puertas de occidente a Hanae Mori, Junko Shimada, Issey Miyake y Rei Kawakubo. Algunos  siguieron su trabajo desde las tierras de los crisantemos, pero Kenzo se quedó el París, donde se compró una casa que llenó de arte oriental e instaló un jardín japonés que fue la delicia de algunos fotógrafos.

Kenzo Takada tenía 81 años y nos dejó el domingo 4 de octubre. Un nombre más que se suma a la lista de víctimas de la COVID-19.

En  los años 70 este hombre irrumpió en París y la llenó de color con sus creaciones y con su manera de explorar los matices de ese caleidoscopio colorido. Los viajes estaban entre sus prioridades pues lo hacían crecer. Era un observador agudo y estudiaba lo que otras culturas le ofrecían, observaciones que iban tomando forma en su mente y luego se concretaba en sus modelos que desfilaban por la pasarela. Quizás, por ello en sus vestidos había un toque de folklorismo que se unía a los estampados florales.

Observando algunos modelos de aquellas épocas podemos notar la presencia de la sencillez del corte del kimono que en sus creaciones se transformaba y se combinaba con elementos étnicos de otros países.

Kenzo fue considerado el más europeo de todos los japoneses que se establecieron en París. Francia se constituyó en su segunda patria y allí murió, como lo explica el comunicado emitido por K-3 «Es con inmensa tristeza que la marca K-3 anuncia la pérdida de su célebre director artístico, Kenzo Takada. El diseñador de renombre mundial falleció el 4 de octubre de 2020 debido a complicaciones relacionadas con Covid-19 a la edad de 81 años en el American Hospital, en Neuilly-sur-Seine, Francia”.

Kenzo, quien acarició la fama y parecía que pocas cosas le hacían perder su sonrisa quiso disfrutar de la vida y cuando ya era famoso se alejó un poco del frenético mundo de la moda. En 1976 abrió su tienda en Place des Victoires de París y a partir de ese momento su trabajo se vio en portadas de revistas y editoriales de moda. Su fama se acrecentó con la aparición de sus fragancias que conquistaron por ser diferentes, menos voluptuosa pero sofisticadamente sensuales. Así como los tonos primarios eran la base de su paleta de colores, su primer perfume tiene sencillez y lo dio a conocer en 1978.

Kenzo de Kenzo, Parfum d’été, Ça sent beau, Le monde est beau y L’eau de Kenzo son algunas de las etiquetas de sus fragancias, que elaboró junto a destacadas narices del mundo de la perfumería.

Visto desde lo personal, sobresalían la creatividad y la sensibilidad artística. Kenzo era dueño de una sonrisa que hizo su gran compañera y su talento competía con la amabilidad.

La marca Kenzo la vendió a Louis Vuitton pero esto no significó que se apartara definitivamente de la creación. Aunque procuró tener más tiempo libre para compartir con sus amigos, se involucró en una serie de proyectos en diversos países que incluyeron desde el diseño de muebles hasta los vinculados con la cultura, como fue el telón del Centro Cultural de Himeji, en Japón.

Para conocer un poco más de este gran diseñador se editó el libro que lleva su nombre e incluye fotografías y más de 300 bocetos de la colección privada de Kenzo. La citada obra editorial recorre más de cuarenta años de su producción creativa, además de fotografías personales, bocetos hechos a lápiz y coloreados a mano, dibujos con muestras y fotografías de archivo inéditas. Los autores, Chihiro Masui y Kazuko Masui, muy cercanos al diseñador, exploran la carrera de Kenzo, rastreando su evolución.

Kenzo Takada forma parte de la historia de la moda pero nos deja como inspiración su alegría de vivir.

Deja un comentario