estilo de vida

Isabel II siempre es noticia

La reina de Inglaterra, a sus 94 años se prepara a regresar a Londres a cumplir con sus obligaciones, pero se lleva la tristeza de perder a unos de sus caballos y ratifica que sus condecoraciones se respetan

Mayte Navarro

La reina Isabel II de Gran Bretaña, aunque esté confinada en alguno de sus palacios, no deja de ser noticia de primera página de los diarios. Una de las iniciativas de la soberana en estos días fue una clara demostración de que no está dispuesta a que las condecoraciones que otorga esté en manos de gente cuya reputación deje mucho que desear y así tenemos como una de las acciones que ha tomado ha sido retirar la de  Comandante honorario de la división civil de la Orden del Imperio Británico, por su contribución a la industria del cine británica, a Harvey Weinstey, que fue otorgada  en 2004.

La noticia no sorprendió a nadie porque ya existía un rumor sobre esta situación. Además, así como es atribución de la monarca conceder  estas distinciones también tiene el pleno poder de retirarla cuando lo considere pertinente. Weinstey cumple una condena de 23 años de cárcel por haber acosado y abusado sexualmente de varias mujeres.

El comunicado oficial no sólo anunció el retiro de la Orden sino que también aclara que el nombre del productor de cine tampoco aparecerá en el libro de los distinguidos por ese honor real.

Pero el carácter de la Reina no sólo queda de manifiesto en decisiones como la anterior sino en el deseo de comenzar con sus actividades protocolares. Desde marzo de 2020 Isabel II ha estado confinada, primero al palacio de Windsor, desde donde emitió su último mensaje a los británicos, palabras que a pesar de la gravedad de la situación, transmitían esperanza.  Después se trasladó al castillo de Balmoral, Escocia, donde como es ya una costumbre, transcurrió el verano. 

Ante tan larga ausencia comenzaron las especulaciones y hasta se ha dicho que Isabel II puede abdicar, sin embargo las últimas noticias que provienen de gente cercana a ella, es que está muy interesada en regresar a su hogar de Londres, es decir a Buckingham porque quiere retomar su agenda de actividades, dejando de lado el peligro que podría representar para su salud. Y para confirmar esa noticia, el propio palacio ha anunciado que en octubre Su Majestad regresará a casa.

Antes de abandonar Balmoral, la monarca tuvo la mala noticia que cinco de sus ponis habían muerto a consecuencia de una enfermedad grave. Estos animales pertenecen a una raza que está en peligro de extinción, la Highland, que se caracteriza por su fortaleza. Isabel se ha propuesto protegerlos para evitar que desaparezcan. Por otra parte, desde pequeña ha tenido relación con esa raza y demás es la madrina de madrina de la Highland Pony Society.

Pero mientras prepara maletas para reencontrarse con los londinenses, quienes volverán a tener cerca a su Reina, la industria editorial causa una nueva molestia a la Casa real británica, pues ya está editado un libro que narra la infancia de Carlos, el primogénito y heredero del trono de Gran Bretaña.

La autora  de esta obra es  Ingrid Seward, quien ha titulado a su libro Prince Philip Revealed. En sus páginas se revela que Carlos es un hombre que no manifiesta sus afectos porque no sabe como hacerlo pues recibió una educación donde esas demostraciones no estaban presentes. Es decir que sus padres siempre fueron lejanos con él  y había espacio para caricias ni abrazos, indica la escritora.

El periódico Mail on Sunday publicó un extracto del libro donde asegura que Lady Di estaba convencida de que lo único que Carlos “aprendió sobre el amor, fue dar la mano”.

El texto también habla sobre las separaciones que tuvo de su papá, quien constantemente estaba cumpliendo con su papel de oficial naval y tan solo asistió a dos de los primeros ocho cumpleaños del heredero al trono. El libro recuerda que cuando Carlos nació Felipe de Edimburgo estaba jugando squash y después de conocerlo lanzó una de sus célebres frases cargadas de ironía, Felipe dijo que su hijo parecía un pudín de ciruelas.

La infancia de Carlos y de Ana transcurrió entre viajes de sus padres para cumplir con compromisos oficiales, por los tanto el amor de padres no fue una constante, según la escritora. Como es costumbre no se ha emitido ningún comentario oficial a cerca de esta obra, sin embargo muchas de las situaciones que Seward plantea ya se conocían por lo que no es ninguna novedad para los británicos.

Por otra parte, el gobierno de Barbados anunció que en 2021, Isabel II ya no será más la Jefe de Estado de ese país caribeño. David Comissiong, representante de la isla en el Caricom explicó que ”Esto es parte de nuestra evolución natural. Tomando el control total sobre nuestra soberanía, expresamos confianza en nuestra propia capacidad para resolver completamente los problemas nacionales».

Barbados obtuvo la independencia en 1966. Sin embargo, el título de jefe de Estado lo ostenta la reina británica, Isabel II, representada en la isla por el gobernador general. De esta manera se pone fin a una relación que muchos consideran vinculada con el colonialismo.


Deja un comentario