SALUD

YOGA, LLAVE MÁGICA CONTRA LA ANSIEDAD POR LA COVID-19

***La instructora Gertrudis Lazo, quien labora en el VAAC, expresó que esta práctica permite centrarse y alcanzar un punto de vista equilibrado frente a lo que se vive ante el aislamiento.

La pandemia de Covid-19 ha llevado a muchas personas a padecer estados de ansiedad, depresión y angustia, sobre todo por el confinamiento; sin embargo, existen herramientas que ayudan a retomar el control y asumir la vida de manera positiva, como el yoga.

Gertrudis Lazo, una de las profesoras que imparte esta disciplina en el Valle Arriba Athletic Club (VAAC), indicó que esta práctica física y mental, originario de India, “es de alto cuidado porque nos permite entrenar el cuerpo a través de las posturas o asanas, mejorando aptitudes como la flexibilidad, mientras traemos a la mente al aquí y al ahora mediante la respiración”.

Explicó que esta filosofía de vida ayuda a las personas “a centrarse y alcanzar un punto de vista equilibrado y ecuánime frente a lo que sucede, brindando herramientas que van generando sabiduría. Esta práctica se traslada al resto del día, fuera de la clase, y aporta paz y tranquilidad. Si algo nos altera o nos saca de nuestro centro, podemos regresar a este estado usando estas técnicas”.

La instructora expresó que no hay limitación física o de edad que impida a las personas practicar yoga, aunque sí algunas recomendaciones en el caso de los adultos mayores. “Quienes padecen de hipertensión no deben hacer ‘inversiones’ (posturas en las que el corazón se mantiene por encima de la cabeza, comoSirsasana – parada de manos – o Sarvangasana – postura sobre los hombros) y para quienes tienen problemas de movilidad, es recomendable tomar clases privadas porque necesitan atención personalizada”, acotó.

Una práctica con trayectoria

En el VAAC, el yoga se practica desde hace 17 años y, a pesar de las actuales circunstancias de confinamiento, el centro social sigue ofreciendo esta alternativa de salud y bienestar a través de los medios digitales.

Es así como actualmente se brindan 16 clases online a la semana, para un total de 64 al mes, dictadas por cinco instructoras, entre las cuales está Lazo. “Hay talleres para quienes se inician, clases básicas tres veces a la semana y otras que son multinivel, en las cuales se brindan todas las variantes de las posturas para que cada quien haga la que pueda, según su nivel”, indicó.

Las clases duran una hora y media y comprende varias fases. “Inician con Pranayama, que son ejercicios de respiración controlada, que nos sacan de la cotidianidad y nos llevan a un remanso de paz. Luego hacemos un precalentamiento: pasamos a la clase con las asanas y culminamos con una meditación en Shavasana o postura del muerto (acostado boca arriba) que es lo más importante de todo”, especificó.

Lazo, quien tiene más de 1.400 horas de práctica y ha cursado estudios de yoda en Panamá, Costa Rica, Indonesia y Venezuela, dicta clases en el VAAC desde 2016. “Recomiendo a todas las personas que se animen a la práctica del yoga porque te mantiene en un estado positivo, permite acceder a una mayor creatividad y bienestar general”, afirmó.

Agregó que la respiración controlada, las posturas del yoga y una alimentación balanceada son una tríada que ayuda a vencer la ansiedad. “Debemos cuidar lo que ingerimos, aunque no es necesario volverse vegetariano para practicar esta disciplina, pero sí es bueno reducir al mínimo los azúcares, las grasas y el consumo de carne roja”, apuntó.

Deja un comentario