culturales

Street Food Latinoamérica. Los ingredientes que somos.

Por: Mariana Marchena

Para nadie que me conoce es un secreto que la cocina no forma parte importante de mi vida si no que podría decir que es mi vida. Siempre estoy pensando en todo lo que gira alrededor de la comida que va más allá de comer y cocinar. Lo que está alrededor de la cocina como tal es inmenso. Cada plato, cada fogón tiene una historia, me imagino una foto de comida a la inversa en lugar de la persona tomar foto al plato sea el plato que toma foto al ser humano y relate la historia que está detrás .

¿Quién es esa persona? ¿Por qué cocinó esto o aquello? o utilizó tal o cual ingrediente, ¿Qué emoción o recuerdo le genera dicho plato? . Todo lo que gira alrededor de la cocina siempre ha sido mágico y ha dado y dará de qué hablar, desde la literatura, el cine, la pintura la música etc .

Todo lo que gira alrededor de una mesa o de fogones ha inspirado grandes historias ,  como La última cena en la Biblia,  Platón en El Banquete, Afrodita  de Isabel Allende, Como agua para chocolate de Laura Esquivel y un largo etc, ni hablar en el mundo cinematográfico o pictórico eso será tema de otro artículo.

 Siempre tendré un espacio especial para la gastronomía, en mi biblioteca, galería de fotos, mi galería de emociones, olores, recuerdos y en mi filmoteca. Es por esta razón que soy fan de todos los programas de cocina. A los niños le ponen dibujos animados para distraerlos a mí me ponían programas de cocina  jeje. Mi madre es odontólogo y siempre ha ido de la mano de la vanguardia para ofrecer los mejores materiales y tratamientos pero también que el paciente tenga una experiencia antes y después de su visita . A finales de los 80,s la sala de espera estaba ambientada con lo que era el “Spotify “ de la época  “el hilo musical “ luego era la tv por cable .

El transporte al salir del colegio no me llevaba a casa si no a la clínica de mi madre, ahí teníamos ( mis hermanos y yo) un lugar para comer y hacer nuestras tareas pero mi lugar favorito era la sala de espera, me colaba como un paciente más y cuando podía cambiaba al canal italiano y sintonizaba “La cocina de Viva” yo recuerdo tenia como 10 años y aunque era en Italiano yo solo identificaba los ingredientes e intentaba reproducir las recetas en casa, una de mis primeras salsas para  pasta la aprendí de ella pero obviamente con la base de la salsa de tomate de mi madre que sigo preparando 30 años después .

Esta semana estrenaron en Netflix: Street Food:Latinoamérica dónde al igual que la otras temporadas es un ¡Despliegue de colores, sabores e historias !  Y claro me identifiqué con muchos momentos y sabores ; al final somos un crisol de ingredientes sobre todo en Latinoamérica  por el mestizaje ocurrido a lo largo de nuestra historia . Nuestros platos tienen combinaciones muy eclécticas y especiales los paladares podrán identificar perfectamente matices Africanos y Europeos sobre todo españoles, portugueses e italianos. 

Mucho se habla de la comida latina que ciertamente no es la más refinada ni estética nada que ver con la nouvelle cuisine, aquí no hay sabores clásicos, ni espumas, ni eferificaciones, ni platos inmensos con una porción muy pequeña del plato deconstruido. La cocina latinoamericana es sabor, color, olor, pasión, picante, dulce, tradición y sobre todo catarsis. En el capítulo de Brasil una de sus protagonistas Zuzana dice “somos de colores e irradiamos vida” esto me encantó.  Y es esto lo que siento en cada comunidad que he visitado, sea en Perú, Argentina, Colombia, Cuba o en mi país siempre termino en la cocina de la casa de algún vecino o líder comunitario y quedo absolutamente conmovida, no son los grandes platos gastronómicamente hablando es decir no están picados perfectos , ni tienen trufa, ni geles para ahumar,  pero sí los ingredientes más frescos y sobre todo amor y pasión .

Aquí en España la comunidad venezolana ha hecho un gran trabajo de colonización gastronómica. Hace años durante mis estudios de fotografía en Barcelona casi nadie sabía o conocía sobre nuestra gastronomía. Hoy día no hay rincón donde no vendamos Arepas, Tequeños , hamburguesas, perros calientes, cachitos, golfeados, empanadas, Cachapas, etc . Y estemos claros y seamos sinceros estas comidas que nombré antes no son espectaculares! ( no me odien por favor jeje) pero sí tiene nuestro “toque” y ¿cuál es ? , bueno la diversidad, el cariño,  la historia, la amabilidad ! Y sobre todo la pasión que le ponemos a cada cocinado. El cocinar nuestros platos nos hace olvidarnos de lo malo de lo triste, se hace como diría Serrat “una pausa de amor”.

Les confieso que no soy muy fan de la arepa ( soy más de empanadas y golfeados) es un sabor adquirido . Pero cuando estoy triste o nostálgica nada mejor que una buena arepa para sentirme en casa, para recordar en cada mordisco alguna anécdota familiar.  En la serie hay muchos puntos en común sobre todo utilizar la cocina como un acto de catarsis, de salvación, un acto artístico efímero solo físicamente porque un buen plato quedará para siempre en nuestro imaginario. Como la magdalena de Proust.

Les invito a que vean esta nueva temporada de Streed Food y se deleiten .     

Deja un comentario