estilo de vida

Luto en las páginas rosas

Mayte Navarro

En estos tiempos, cuando el día parece no tener fin, aunque las luces del  sol, cada vez más rojo e incandescente, dan la impresión de querer quemar la tarde para que no quede nada de ese tiempo que aplasta por lo monótono, los sucesos continúan.

La palabra muerte está en la boca de todos, pero nadie la nombra en voz alta porque todos, al final, tememos a Tanatos. La prensa rosa no ha quedado fuera en este luto. Primero fue Carlos Falcó, marqués de Griñón, que a sus 86 años no pudo vencer al coronavirus. Atrás quedaron sus triunfos como productor de vinos y aceites de oliva que llenaron de prestigio a España. Hoy su tercera hija, Tamara Falcó Preysler, hereda el marquesado creado en 1862 por la reina Isabel II de España para otra mujer, María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias-Bohórques.

A ella le sucedieron puros hombres y podría haber seguido la racha masculina, pero el marqués fallecido vio en la desenvuelta Tamara las condiciones para llevar el título, que se reduce al mundo del protocolo ya que no le agrega ninguna prebenda y tendrá que pagar impuestos  y cumplir las leyes como cualquier ciudadano. Ser marquesa es un adorno pero da ese brillo de charol que gusta a muchos.

Isabel Preysler,  madre de Tamara y a quien le sentaría muy bien el título duquesa de Porcelanosa, si existiera, debe estar más contenta pues  tiene como compañero a un premio Nobel y ahora cuenta con una duquesa de verdad verdad en la familia.

No pasó mucho tiempo para que otro duelo estremeciera a la Madre Patria. Esta vez un chico que se hizo querer y aunque por sus venas corría sangre de reyes, nunca se le vio con aires de grandeza. Su bisabuela era  Beatriz de Borbón y Battenberg, Infanta de España y Princesa de Civitella-Cesi, tercera hija de  Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg, nieta de la reina Victoria.  Nos referimos a Álex Lequio Obregón. Su padre es el aristócrata italiano Alessandro Lecquio y su madre, si bien no es de sangre azul, se coronó como la reina del verano español, Ana Obregón.

Esta familia que se desenvuelve entre los plató de televisión y las primeras páginas de las revistas rosa, han dado un ejemplo de solidaridad en estos tiempos de donde no siempre la nobleza impera.

Por un lado la Obregón,  la chica del verano y la de las 12 campanadas del Año Viejo, lo que hacía con más charm que Cristina Pedroche, a quien le falta la autenticidad, no sólo actuó con entereza sino que dejó de lado su carrera para volcarse en su hijo estar con él hasta el último momento;  y por otra un padre aristócrata prestado a las exclusivas, un don juan sin propósito de enmienda, sin embargo con una afecto grande que lo llevó a estar también junto a su hijo hasta la despedida.

Álex no se empalagó con la fama de sus progenitores y es recordado como el chico grande, simpático, alegre y emprendedor.

A los 27 años, la llamada edad maldita, se despidió Álex Lequio de este mundo, como lo hicieron Brian Jones,  Kurt Cobain y Amy Winehouse. A diferencia de estos fue un cáncer, enfermedad que llevó sin tragedia, quizás por ello ha impactado tanto.

De los Borbón heredó el tamaño, de su madre la capacidad de emprender para ser independiente y de su padre, un rostro guapo.

Una muerte temprana pero que muestra como aquellos que en el pasado rivalizaron, hoy se unieron alrededor de alguien especial.  Antonia Dell’Atte, rival de Ana y madre del hermano mayor de Álex, venció sus rencores para que ambos jóvenes vivieran su familiaridad sin resquemores.

Alessandro no se apartó de su hijo hasta el último momento y las hermanas de Ana sirvieron de apoyo a la vedette. A este grupo se suma María Palacios, la actual esposa de Alessandro. En fin, una familia donde ha privado el afecto sobre las individualidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s