salud

Más de 400 llamadas han sido atendidas

por el  Servicio de Orientación de Salud  del Grupo Médico Santa Paula

La delicada salud del venezolano, los constantes ataques de ansiedad que ha producido la cuarentena por el COVID-19 y las dificultades de movilización de los pacientes entre otras situaciones,  motivaron al Grupo Médico Santa Paula (GMSP) a la creación del Servicio de Orientación de Salud telefónico (SOS), el cual en los últimos 15 días ha permitido atender a más de 400 personas.

La doctora Yuri Colina, parte del equipo de atención médica el SOS, explica que  a través de este servicio telefónico gratuito, se brinda orientación a las dolencias  que presentan los pacientes, determinando si es un caso que amerita ser resuelto vía presencial en una institución de salud, o puede tener solución estando en casa. “De esta manera evitamos desplazamientos innecesarios que expongan al paciente al contagio del COVID19”.  

Refirió que al día se reciben cerca de 30 llamadas, en su mayoría personas de más de 35 años, muy angustiadas por el COVID-19. “La mayoría de las consultas han sido por  ansiedad y ataques de pánico.  En el caso de personas de la 3ra edad, la angustia se manifiesta porque están solos en casa, bien porque sus familiares están lejos o fuera del país, y temen morir solos; además tienen miedo de ir a un hospital o clínica y contaminarse del COVID-19”. Otras inquietudes también refieren casos de diarrea, vómito, alergias, hipertensión, trastornos de la glicemia  y dolores en el cuerpo.

Con la amabilidad y atención que caracteriza al personal del GMSP, los casos son atendidos, con el debido seguimiento. De considerarse necesario, el paciente es remitido al centro de salud para su atención presencial.

Emergencias de baja complejidad separadas de COVID-19

Entre tanto, el doctor Tomás León, jefe de emergencia y de áreas diagnósticas del GMSP, informó que  está operativa un área especial para recibir a casos sospechosos de COVID-19 en una zona adyacente a la Emergencia, fuera de las instalaciones de la clínica y separada de la atención de los pacientes que acuden al Servicio de Atención de Emergencia General  y de las Emergencias de  de Baja Complejidad (EBC).

Explica el doctor León que la EBC es una alternativa económica para quienes acuden con cuadros de diarreas y vómitos, hipertensión arterial leve, fiebre y dolor de cabeza, dolores abdominales leves, alergias, trastornos de glicemia, heridas leves, lesiones traumatológicas leves o dificultad respiratoria leve. “Les brindamos la atención que requieren, a través del diagnóstico clínico y exámenes respectivos, y se van el mismo día a casa. En caso de que el diagnóstico supere estos estándares básicos, el paciente pasará a la emergencia y ya será otra condición.”

El galeno señala que esta es una manera de garantizar un óptimo servicio a los pacientes y a precios razonables ante emergencias que son leves, y que no deben comprometer las coberturas de una póliza de seguros.

Detalló además que, en el caso del área aislada destinada a  pacientes sospechosos de COVID-19, se trata de 40 metros cuadrados,  con  capacidad para la atención de hasta 6 pacientes. “Cuenta con personal dotado de kits de bioprotección, insumos para tratamientos de emergencia, oxígeno, laboratorio ambulatorio y radiografías ambulatorias”, señaló León.

“Todos aquellos casos de patologías que requieran atención de emergencia, hospitalización, cirugía, terapia intensiva, partos y cesáreas  estarán totalmente distantes de esta área. Estamos preparados ante cualquier contingencia, cumpliendo además con los protocolos establecidos por la OMS y el Gobierno Venezolano”, concluyó el especialista.

Deja un comentario