teatro

Escindida, será llevada por primera vez a escena.

Este 14 de febrero, el espacio plural del Trasnocho Cultural, abrirá sus puertas para el estreno mundial de la pieza Escindida, original del autor Elio Palencia y laureada con el premio Marqués de Bradomin, para jóvenes autores, la cual será llevada a cabo en el marco del festival de jóvenes directores en su sexta edición. La responsabilidad de llevar a escena esta pieza, recae sobre los hombros de Francisco Aguana, quien ha convocado para esta obra, un elenco mixto entre figuras de amplia experiencia de la escena nacional, como nobeles actores. Así mismo, según su director, la pieza estará cargada de música y danza, aunado a una trama que trasladará a sus espectadores a los años 90.

La obra se sitúa en la Habana, durante el llamado “Período Especial”, donde una familia sufre la crisis económica en la que se ha sumido el país tras la caída del Telón de acero y la disolución de la Unión Soviética; hay ausencia de combustible y alimentos. De pronto, comienzan a desaparecer las latas de conserva que, tras largas colas, consigue la madre: todos son sospechosos. El irse o el quedarse ya no tiene que ver necesariamente con fidelidades ideológicas, una tierra o una historia. Si existe algún heroísmo podría ser el de mantenerse vivo, pero para vivir… hay que comer.

Una ficha artística y técnica bastante extensa componen el equipo de este joven director, entre los cuales se encuentran nombre como: Manuelita zelwer, Omaira Abinade, Jesús Carreño, Anaís Maucó, Jeizer Ruiz, Sandra Moncada, Karla vieira, Eunehis calles y Sofía Molina. Por su parte la asesoría coreográfica y bailarinas ejecutantes, está a cargo de María Elena Sánchez y Valentina Martínez. En la música, las composiciones originales y los arreglos están realizados por César guillen, quien les da notas a la flauta de Camille Briceño y al bajo de María José Monroy. Todo este equipo, hará de una sala, el caribe y su gente durante dos semanas, de viernes a Domingo. La obra Se trata de un texto fronterizo entre la desolación y la esperanza. Situaciones y preguntas difíciles que -tanto desde lo individual como lo colectivo- van entretejiéndose gracias a la libertad formal del teatro contemporáneo. El texto es planteado como una especie de ejercicio/homenaje de géneros y estilos que van desde el drama social y el melodrama, a la danza contemporánea y la comedia costumbrista, desde el distanciamiento propuesto por Brecht a la performance, permitiéndose guiños a Bernhard, Beckett, Valle Inclán y a la presencia del cine mexicano y la radio durante mediados del siglo pasado. El texto, contiene un afán por hallar respuestas, por entender los procesos y los diversos ciclos.

Deja un comentario